Bolivia/Cuba.- Médicos cubanos se desplazan a las zonas afectadas por las intensas lluvias en Bolivia

Actualizado 03/02/2006 18:23:43 CET

El embajador cubano se entrevistó con Morales y le entregó una donación del Gobierno para necesidades urgentes de alimentos

SANTA CRUZ (BOLIVIA), 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los integrantes de la brigada médica cubana, que se encuentran ya en Bolivia para ayudar a los damnificados por las lluvias, partieron hoy a las zonas afectadas por las intensas lluvias que han azotado estos últimos días a la región. Así lo informó el jefe del grupo Daniel Posadas, a tiempo de precisar que los 140 profesionales se distribuirán en un total de 47 poblaciones del departamento (provincia) de Santa Cruz.

En declaraciones a la agencia de noticias 'Prensa Latina', comentó que a cada una de las comunidades llegarán por lo menos dos médicos y se han formado grupos mayores para las localidades más pobladas. Cada uno de los brigadistas llevará consigo dos mochilas con 13 kilogramos de medicamentos y material de trabajo cada una, explicó, a tiempo de destacar la acogida dispensada por los bolivianos.

Sobre la tarea a cumplir, Posadas explicó que tendrá que verse sobre el terreno, aunque la experiencia le indica que los problemas de salud más frecuentes en casos de inundaciones son los males respiratorios, las afecciones de la piel y los problemas gastrointestinales.

DONACIÓN CUBANA

Los profesionales cubanos llegaron ayer a esta ciudad del oriente boliviano, con el embajador de Cuba en Bolivia, Luis Felipe Vázquez, y fueron recibidos por la viceministra de Asuntos Económicas Internacionales, María Luisa Ramos, y el concejal de Santa Cruz Oswaldo Peredo, del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS).

Posteriormente, el embajador se entrevistó con el presidente boliviano, Evo Morales, y le entregó una donación del Gobierno de Fidel Castro, para necesidades urgentes de alimentos.

Morales agradeció muy emocionado al presidente Fidel Castro y al pueblo de Cuba, y el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, se declaró conmovido por la ayuda y pidió al diplomático transmitir a su Gobierno el agradecimiento de los cruceños.

Por su parte, el embajador Vázquez señaló que los médicos cubanos tienen amplia experiencia por haber actuado en Pakistán, Venezuela, Guatemala, El Salvador, Haití y otros países, y trajeron 20 hospitales móviles listos para instalarse donde sea necesario,

Vázquez agregó que Cuba seguirá enviando a Bolivia toda la ayuda que sea necesaria y señaló que, pese al bloqueo imperialista norteamericano, su país comparte lo mejor que tiene, sus profesionales, para luchar codo a codo con el pueblo de Bolivia contra los desastres.

Vázquez indicó que los médicos que integran la Brigada Henry Reeve, formada para asistir a los damnificados de Nueva Orleans, Estados Unidos, y a quienes el gobernante de ese país, George W. Bush, no aceptó por su odio contra Cuba.

Destacó la larga fraternidad boliviano-cubana, en el marco de la cual evocó la gesta de Che Guevara y sus compañeros y la actual lucha, con el presidente Evo Morales al frente, contra el neoliberalismo y por la construcción de una nueva Bolivia.

EXPORTACIÓN DE VIDA

Durante la bienvenida a los médicos, en el aeropuerto cruceño, el concejal Peredo, hermano menor de los legendarios guerrilleros Inti y Coco, combatientes del comandante Ernesto Che Guevara, manifestó su agradecimiento por la solidaridad cubana, en su calidad de "bolivariano y guevariano".

El concejal señaló que el gesto de la isla confirma que Cuba es históricamente pionera en la exportación de vida, a diferencia de potencias que exportan muerte, armas y destrucción.

El concejal agregó que el pueblo cubano ha sido faro y guía de América Latina, durante decenios de lucha contra el bloqueo y contra el neoliberalismo, en la línea del Libertador Simón Bolívar y el Comandante Enesto Che Guevara, quien libró sus últimos combates en las montañas bolivianas.

El ex guerrillero destacó al mismo tiempo que la asistencia evidencia un nuevo espíritu de integración latinoamericana, muchos años postergada y ahora reivindicada gracias a que en Bolivia se escribe ahora una nueva historia.