Publicado 09/12/2020 16:15CET

Bolivia descarta que exista "requerimiento" alguno contra Camacho que lleve a activar una alerta migratoria

El candidato presidencial Luis Fernando Camacho
El candidato presidencial Luis Fernando Camacho - CHRISTIAN LOMBARDI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo de Castillo, ha aclarado este miércoles que no existe "requerimiento" alguno contra el exdirigente cívico Luis Fernando Camacho y ha descartado así que se haya activado una alerta migratoria en su contra.

Durante una rueda de prensa, el ministro ha señalado que de acuerdo a informes de la Dirección de Migración, no existe "alerta migratoria" contra Camacho, a quien ha pedido "no politizar el caso".

Asimismo, ha confirmado que no se han impuesto medidas contra su padre, José Luis Camacho Parada, según informaciones del diario 'La Razón'. "Dice el informe 07 de migración que no cursa ningún requerimiento fiscal, ninguna orden judicial, para proceder con las alertas migratorias", ha expresado.

"Por tanto, pedimos al señor Luis Fernando Camacho que deje de politizar este tema y hacer campaña con este tema. El Gobierno nacional está queriendo reactivar la economía", ha dicho.

Las palabras del Gobierno boliviano llegan horas después de que la Fiscalía de Bolivia anunciara la apertura de una investigación contra dirigentes políticos conservadores y mandos militares, entre ellos Camacho, clave en la salida del poder del expresidente Evo Morales en noviembre de 2019.

El fiscal Omar Mejillones informó entonces de que tanto Morales como su exvicepresidente Álvaro García Linera serán citados a declarar en calidad de víctimas. Además, informaciones difundidas por varios medios de comunicación apuntaban a una presunta alerta migratoria que impediría la salida de Camacho del país.

La investigación se abre después de que la exdiputada del Movimiento al Socialismo (MAS) Lidia Patty presentara una denuncia por "terrorismo" y "golpe de Estado" contra el actual líder de Creemos, su padre y los antiguos comandantes de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman y Sergio Orellana, así como de la Policía, Vladimir Calderón.