Bolivia.- Las dos Bolivias deciden hoy en referéndum el futuro de las autonomías

Actualizado 02/07/2006 11:49:00 CET

Los departamentos con mayores recursos apoyan el 'sí' contra el MAS de Morales, para quien las autonomías "destruirán" a Bolivia Los ciudadanos también elegirán a los encargados de redactar el texto de la nueva Constitución

LA PAZ, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos 3,7 millones bolivianos están convocados hoy a las urnas para decidir en referéndum el destino de las autonomías en el país y para elegir los nombres de los 255 miembros que formarán parte de la Asamblea Constituyente que el Gobierno de Evo Morales tiene previsto instalar en agosto para redactar una nueva Carta Magna.

Los futuros constituyentes se encargarán de redactar el texto de la nueva Constitución, que entrará en vigor antes de que finalice el año 2008 y que podría introducir propuestas tan diferentes como la legalización del matrimonio homosexual, la instauración de la pena de muerte o el establecimiento del uso obligatorio de idiomas nativos --quechua y aymara-- para los funcionarios estatales.

Incluso entre las propuestas figuraba eliminar el carácter oficial de la religión católica, punto que ha generado una viva polémica en el seno del Gobierno y que se saldó con una confesión pública de respaldo al catolicismo realizada por Morales y su vicepresidente, Alvaro García Linera. Mientras, la ministra de Justicia, Casimira Rodríguez, y el de Asuntos Exteriores, David Choquehuanca, mostraban su predilección por el Estado laico y se declaraban respectivamente, seguidores del metodismo y la 'religión cósmica'.

Así, a pesar de la relevancia del proceso --punto especialmente resaltado por Morales en sus últimos discursos-- y de las posteriores polémicas que sus reformas podrían suscitar, los ojos de todos los bolivianos están fijos en el referéndum autonómico, una votación que saca a flote dos Bolivias: la representada por los departamentos ricos de Santa Cruz, Beni, Tarija y Chuquisaca y aquella que forman el resto de los habitantes del país más pobre de Sudamérica.

Diversos grupos sociales, sindicatos y estudiantes del país mostraron su rechazo a este nuevo sistema que, a su juicio, "destruirá" la unidad del país y se convertirá en "instrumento para que las oligarquías que tienen como base de operaciones en Santa Cruz se apoderen definitivamente de los recursos naturales de Bolivia".

Esta es la postura de la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES) de El Alto, que realizará una campaña en rechazo a la autonomía de los gobiernos departamentales; la de la Federación de Comunidades Agrarias del Radio Urbano y Sub Urbano (Fescarusu) y la de grupos como la Central Obrera Regional (COR) o la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve).

El partido de Morales respalda también el 'no' a las autonomías, un sistema de división política y territorial que, desde el punto de vista del MAS, beneficiará a las "oligarquías" que por años controlaron las tierras y los recursos naturales, en detrimento de los más pobres y de la unidad de Bolivia.

EL MAS CONTRA LAS AUTONOMIAS

"No quiero mentir. Jamás vamos a manejarnos con propuestas bajo la manga. Quiero decir con mucha sinceridad. Yo quería apostar a que en todo el pueblo boliviano gane la autonomía. Después de ver, en estos cuatro o cinco meses de presidente, cómo manejan los prefectos la autonomía me he quedado decepcionado. (Ellos) quieren una autonomía para la burguesía. Sólo quieren una autonomía para los ricos y no para los pueblos compañeros. Entonces no sirve para nada. No sirve para los bolivianos", declaró el presidente Morales.

Contra la postura oficial, promoviendo el 'sí' con una multitudinaria campaña que concluyó esta semana, se situaron desde el primer momento los departamentos del este de Bolivia, productores de gas y petróleo que buscan ahora mejores beneficios económicos. A la cabeza de este movimiento, el Comité Cívico Pro Santa Cruz.

En los departamentos del oeste del país --La Paz, Oruro, Cochabamba y Potosí-- el respaldo al 'sí' es menos evidente, pero tampoco ha sido cuantificado con precisión desde el punto de vista estadístico. Esta semana en Cochabamba se registraron enfrentamientos durante tres días consecutivos, entre partidarios del 'sí' y el 'no'.

Durante el cierre de campaña para el referéndum, el presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Germán Antelo, reiteró los principios bajo los que su departamento busca el respaldo para las autonomías. "Quiero que demostremos a todos que la patria del 'sí' es posible, (que) Bolivia es posible, la podemos hacer viable todos, tenemos que hacerla factible con nuestra patria, con leyes grandes para los más chicos", manifestó Antelo.

Señaló que los cívicos han definido 11 tareas que se deben realizar en el marco de las autonomías y en busca de la unidad y el progreso de todas las regiones del país, en contra de los que defienden --entre ellos los miembros del Movimiento Al Socialismo (MAS) y diversas organizaciones sociales, estudiantes y sindicatos-- que el 'sí' signifique la "destrucción" del país.

"La marcha hacia el norte para que desde el oriente y el occidente valoremos su producción maderera, ganadera, castañera. La marcha hacia el sur para apoyar entre todos el esfuerzo de levantar esa región y el país en su conjunto elaborando un eje energético e industrializador. La marcha hacia el este para ir hacia el Atlántico consolidando nuestra salida al mar y el Mutún abriendo nuevos corredores de integración", detalló al hablar de sus planes.

SIN ENCUESTAS A NIVEL NACIONAL

Según la Corte Nacional Electoral (CNE), un total de 25 partidos y agrupaciones ciudadanas participarán en las elecciones para la Asamblea Constituyente con 2.124 candidatos. A diferencia de las elecciones nacionales del 18 de diciembre de 2005, ninguna empresa especializada ha realizado una encuesta nacional sobre la intención de voto, por lo que no existen referencias de posibles resultados.

No obstante, el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) realizó una encuesta entre el 5 y el 23 de junio pasados en diferentes centros urbanos y rurales de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Tarija, que dio la victoria al 'sí'. CEDLA sostiene que en el departamento de La Paz, el voto por el positivo llegará al 49,2% frente al 40,5% que lograría el 'no' a las autonomías, decisión en la que se mostraría indecisa un 10,3%.

Por otra parte, un sondeo realizado el pasado 26 de junio por estudiantes de la Universidad San Francisco de Asís constataba que el 43% de los ciudadanos de La Paz y El Alto se mostraban aún indecisos ante la elección de constituyentes a la que, por otra parte, le faltó una campaña contundente por parte de los candidatos, según reconocieron las propias autoridades del país.

OBSERVADORES DE LOS PROCESOS

Ante la expectación despertada y para velar por la claridad de ambos procesos, un total de 20 observadores de la Unión Europea (UE) están en Bolivia desde principios de este mes para supervisar la fase previa de ambos procesos y otros 30 observadores llegaron el los últimos días al país para reforzar al grupo de cara al domingo electoral. Así lo confirmó el presidente de la CNE, Salvador Romero.

También colabora desde principios de mes en las tareas de supervisión un grupo de representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo que cuenta con una misión permanente en el país andino, y otro de miembros del Parlamento Andino.

Velarán también por la transparencia de los procesos un grupo de 20 observadores --en su mayoría vocales y jueces-- de 15 países latinoamericanos, entre ellos Argentina, Colombia, Nicaragua, República Dominicana, Paraguay y Perú.