Actualizado 14/10/2012 8:06:35 +00:00 CET

Bolivia/EEUU.- Morales acusa a EEUU de imponer una relación bilateral "abusiva" y de conspirar permanentemente

LA PAZ, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha acusado a Estados Unidos de imponer una relación bilateral "abusiva" durante más de 50 años y de conspirar permanentemente para derrocar "el proceso de cambio" en el país andino.

"Estados Unidos ha impuesto una relación (bilateral) asimétrica, irrespetuosa, dominante, hegemónica y abusiva para convertir a Bolivia en un político a nivel internacional", ha denunciado Morales, durante la ceremonia de graduación de médicos bolivianos formados en Cuba.

El dirigente indígena ha apuntado que Estados Unidos lo ha conseguido a través de los programas de ayuda alimentaria, "que relegaban la producción nacional", y de la presencia de la Agencia Antidrogas (DEA) para luchar contra el narcotráfico. "Crearon una dependencia para evitar el desarrollo de Bolivia", ha sostenido.

El líder socialista ha indicado que todo ello ha garantizado que entre 1980 y 2005 Estados Unidos funcionara como el mejor operador político de la derecha boliviana, porque fue el "promotor de los pactos de gobernabilidad, de los acuerdos patrióticos, y de cruzar los ríos de sangre entre (los partidos políticos) MNR, MIR, ADN y NFR".

En concreto, se ha referido a las gestiones entre el ex embajador estadounidense en La Paz Manuel Rocha y "los delincuentes" Oscar Eid, condenado por narcotráfico, y Carlos Sánchez Berzaín, "que estaba exportando más de cuatro toneladas (de droga)", en 2002 para unir al MIR y MNR con el fin de impedir su ascenso al poder.

En la misma línea, Morales ha denunciado que desde que llegó al Gobierno, en 2006, Estados Unidos "ha conspirado cada hora, cada día, cada semana, cada mes" contra "el proceso de cambio" para frenar la liberalización económica, cultural y social de Bolivia.

"Estados Unidos nunca nos perdonará que nos liberáramos de ellos, que nos descolonizáramos de ellos y, sobre todo, no nos perdonarán jamás la nacionalización de los hidrocarburos bolivianos", ha detallado.

Según Morales, con este objetivo, la Casa Blanca nombró embajador en La Paz a Philip Goldberg, "un experto en promover la división". "Quería que Bolivia fuera como Yugoslavia, por eso dirigió personalmente la confrontación interna, por ejemplo, tratando de hacer fracasar la Asamblea Constituyente", ha dicho.

"Al expulsar al embajador estadounidense, conseguimos frenar esas maniobras de conspiración contra el proceso de cambio. Por ello, no me arrepiento de haberlo echado, estoy orgulloso", ha aseverado, en declaraciones recogidas por la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Si bien, el jefe de Estado ha advertido de que, a pesar de la expulsión de la DEA y de Goldeberg, "Estados Unidos sigue operando en Bolivia a través de algunas ONG".