Bolivia.- El Ejército de Bolivia subraya que no se enfrentará al pueblo

Publicado 09/11/2019 21:47:40CET

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas de Bolivia se han pronunciado este sábado por primera vez desde las polémicas elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre y han advertido de que no se enfrentarán al pueblo boliviano y han pedido una solución en el ámbito político.

"Las Fuerzas Armadas, enmarcadas en la democracia y las leyes, garantizaremos la unión entre compatriotas, por lo que ratificamos que nunca nos enfrentaremos con el pueblo, a quien nos debemos y siempre velaremos por la paz, convivencia entre hermanos y el desarrollo de nuestra patria", ha destacado comandante de las Fuerzas Armadas, Willams Kaliman.

"Los actuales problemas generados en el ámbito político deben ser solucionados en el marco de los más altos intereses de la patria, antes de llegar a momentos irreversibles", ha apuntado Kaliman.

Kaliman ha comparecido en rueda de prensa junto a todo el Alto Mando, compuesto por el jefe de Estado Mayor del Comando en Jefe, el Inspector de las Fuerzas Armadas y los comandantes de las tres fuerzas.

La posición de las Fuerzas Armadas era esperada con especial interés desde el viernes, cuando parte de la Policía se amotinó inicialmente con demandas institucionales que luego se han sumado a la petición de la oposición para que dimita el presidente, Evo Morales.

CRISIS ELECTORAL

Las protestas en Bolivia estallaron la misma noche de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre por la suspensión repentina de la transmisión de los resultados oficiales justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y el principal líder opositor, Carlos Mesa.

Cuando se retomó, casi 24 horas después, concedían la victoria en primera vuelta a Morales, por lo que Mesa ha denunciado un "fraude gigantesco". Ambos llamaron a la movilización de los suyos, lo que ha derivado en disturbios. Al menos dos personas han muerto y más de 190 han sido detenidas en estas dos semanas.

En este contexto, Morales ha accedido a que la OEA, apoyada por países como España, México o Perú, realice una auditoría electoral de carácter vinculante. Mesa, en cambio, no la acepta porque dice que es fruto de un acuerdo unilateral entre el Gobierno y el bloque hemisférico sin tener en cuenta a la oposición.

Contador

Para leer más