Actualizado 03/05/2006 13:12:11 +00:00 CET

Bolivia.- Enrique Iglesias (SEGIB) asegura que el diálogo sobre la nacionalización de los hidrocarburos "está abierto"

Cree que la decisión de Morales "ha sorprendido más por las formas que por el fondo" porque "ya se anticipaban medidas en este sentido"

VITORIA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, aseguró hoy que el diálogo sobre la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia "está abierto" y dijo que "lo que habría que desear es que llegue a feliz término en el menor plazo posible".

Iglesias hizo estas declaraciones hoy en Vitoria, al término del encuentro que mantuvo con la presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, con quien se reunió en el marco de la visita que realiza a la Comunidad Autónoma Vasca para "fortalecer los vínculos" existentes entre Iberoamérica y Euskadi. Posteriormente, se reunió con él en un encuentro con el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Sobre el anuncio realizado por el presidente de Bolivia, Evo Morales, que defendió la nacionalización de los hidrocarburos como el "primer paso" en la recuperación de los recursos nacionales y de las empresas estatales privatizadas en los últimos años, el secretario general admitió que esa decisión "ha generado preocupación e intranquilidad", pero dijo que lo que corresponde ahora es "sentarse a negociar", ya que hay un periodo marcado para ello en el propio decreto de nacionalización entre las empresas y el gobierno.

"En este momento Bolivia necesita inversiones y tecnologías y los mercados regionales necesitan hidrocarburos. Si hay unas condiciones jurídicas claras y, al mismo tiempo, una rentabilidad razonable, existe un margen para negociar, y lo que hay que hacer es empezar ya y llegar a acuerdos que todos esperamos", manifestó.

En este sentido, el secretario general iberoamericano agregó que "el diálogo está abierto" y apuntó que "lo que habría que desear es que llegue a feliz término en el menor plazo posible".

Respecto a si lo más adecuado sería llegar a un "punto intermedio", que no prevea nacionalizar este recurso ni mantener la actual situación, reiteró que la decisión de Morales "ha sorprendido más las formas que por el fondo" porque de alguna manera "ya se anticipaba alguna medida en este sentido, como ya había dicho el presidente boliviano en repetidas ocasiones".

Asimismo, insistió en que "no se excluye la negociación" e indicó que "interesa a todos, a los bolivianos, a los sudamericanos, y a los países amigos como España", que este tema "sea superado a través del diálogo".

Iglesias dijo además que "cada país es una realidad especial" y que en la región se está dando "un momento de intranquilidad y de evolución política" que tiene mucho que ver "con las expectativas que no han sido cumplidas y que se refieren al crecimiento económico de los últimos años".

"Pero lo importante es que prevalezcan las instituciones democráticas, porque dentro de la democracia todo es posible y creo que lo fundamental es que las instituciones se consoliden y sigan funcionando dentro de ámbitos y espacios democráticos", agregó.

En cuanto a si este proceso "sería positivo para otros países", recordó que la "estatización" de hidrocarburos ya existe en varios países, como Brasil, México o Venezuela, por lo que, dijo, "no es una novedad regional sino algo que ya está en otras zonas".

"La cuestión es cómo conciliar ese objetivo político con los derechos y la estabilidad y seguridad jurídica, y lograr un acuerdo que permita una rentabilidad razonable para poder seguir invirtiendo", manifestó, antes de apelar de nuevo al diálogo y de animar a que "no se oscurezca la capacidad de negociación". "El diálogo está abierto y hay que negociar y encontrar los puntos comunes para lograr sortear el problema", concluyó.

Iglesias informó de que el motivo de su visita es reforzar las buenas e históricas relaciones existentes entre Iberoamérica y Euskadi, con el fin de "estimular la cooperación". "El País Vasco ha sido un modelo y queremos fortalecer los vínculos", dijo.