Bolivia.- España y Bolivia negocian desde hace un mes un acuerdo bilateral de cooperación, pero no se firmará en Viena

Actualizado 08/05/2006 21:37:00 CET

Moratinos reconoce que le hubiera gustado "mayores progresos" por parte de Cuba, pero destaca que no haya habido "retrocesos"

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, aseguró hoy que los Gobiernos de España y de Bolivia negocian desde hace un mes un acuerdo bilateral de cooperación que desembocaría en la firma de un memorándum de entendimiento entre ambos países. Sin embargo, negó que dicha firma se vaya a producir en la Cumbre UE-América Latina y Caribe de Viena a la que asistirán el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente boliviano, Evo Morales.

El mandatario andino sugirió el pasado sábado que mantendría un encuentro en la capital austriaca con Zapatero y que se firmaría dicho acuerdo de amistad y entendimiento. Moratinos reconoció que existe "una posibilidad" de que Zapatero y Morales mantengan un encuentro bilateral en Viena, pero advirtió de que no está prevista la firma de ningún documento hispano-boliviano el próximo jueves o viernes.

El jefe de la Diplomacia reconoció que la firma de este memorándum "se evocó" hace un mes en un encuentro del secretario de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica, Bernardino León, con Morales en Santiago de Chile con motivo de la toma de posesión de Michelle Bachelet, "en donde se hizo un repaso sobre las posibles áreas de cooperación en las que España podría cooperar con Bolivia".

Pese a ello, el ministro matizó que la conclusión de un acuerdo de este tipo "lleva su tiempo", sin que la ausencia de firma en Viena implique que haya "retraso" en las negociaciones. El ministro reiteró que España mantiene con Bolivia un "diálogo firme" tras el anuncio de nacionalización de los hidrocarburos y que dentro de ello, se utiliza "la concertación política y diplomática como la mejor manera de resolver y alcanzar los objetivos" que defiende el Ejecutivo español.

Además, respondió a las críticas del Partido Popular afirmando que no ha habido "ninguna pasividad" por parte del Gobierno socialista, sino que se ha enviado a La Paz un mensaje "de firmeza, de preocupación y de búsqueda de solución al problema".

En este sentido, hizo hincapié en que España no ha renunciado "a ninguna posición" en este contencioso y dejó claro que mantiene "la misma posición" con Brasil, otro de los países perjudicados por el decreto de Morales.

"España no abandona la vía jurídica ni ninguna otra. Está buscando soluciones que den plena satisfacción a los intereses de los empresarios y estamos trabajando en ese sentido. Vamos a seguir insistiendo el diálogo y negociación" dentro de un marco donde se recogerá "de manera específica" el respeto de la seguridad jurídica de las empresas radicadas en Bolivia, precisó.

SIN RETROCESOS EN CUBA

Por otro lado, tuvo ocasión de abordar la situación en Cuba ahora que los Veinticinco tienen que analizar la situación en la isla tras la modificación de las sanciones diplomáticas de hace un año a instancias del Gobierno español.

"A todos nos hubiera gustado haber obtenido mayores progresos, pero lo que creo es que no ha habido retrocesos en lo que era la posición anterior. Es verdad que tenemos que seguir avanzando, insistiendo y eso lo haremos con ocasión de los contactos que de manera informal al margen de la reunión de aquí en Madrid o Viena que lleve a cabo con mi colega cubano", Felipe Pérez Roque, anunció Moratinos.

El jefe de la Diplomacia manifestó la importancia que tiene para España el tener interlocución con las autoridades cubanas. "No podemos mantener una Embajada si no es para, precisamente, defender y mantener el diálogo con las autoridades, la oposición y los sectores disidentes, y al mismo tiempo mejorar la situación de los Derechos Humanos y todo el proceso de democratización. Ese es el objetivo que defendemos y vamos a seguir defendiendo bilateralmente dentro de la posición común de la UE", concluyó.