Bolivia.-Eurodiputados del PPE abandonan la Eurocámara durante el discurso de Morales en protesta por la nacionalización

Actualizado 15/05/2006 23:32:50 CET

El presidente de Bolivia asegura que no quiere "expulsar" ni "expropiar" a los inversores europeos

ESTRASBURGO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de los eurodiputados del Partido Popular Europeo (PPE) abandonaron hoy el hemiciclo durante el discurso del presidente de Bolivia, Evo Morales, dejando el aforo medio vacío en protesta por las nacionalizaciones decretadas por su Gobierno. La intervención de Morales fue muy aplaudida por el resto de los grupos políticos. El líder boliviano aseguró que su intención no es "expulsar" ni "expropiar" a los inversores sino acabar con el "Estado mendigo".

El presidente de la Eurocámara, Josep Borrell, lamentó la ausencia de los populares porque "se trata de un jefe de Estado, de alguien que ha ganado unas elecciones democráticas". En todo caso, dijo que la actitud del PPE se explica porque es "es un grupo político que entiende que la política del Gobierno boliviano es un atentado a los derechos humanos y ha querido manifestar de esta manera su disconformidad".

Entre los pocos eurodiputados populares presentes se encontraba su presidente, Hans-Gert Poettering, y el español José Ignacio Salafranca. En una intervención posterior ante la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento, Salafranca dijo a Morales que su grupo "no ha interpretado como signo amistoso las nacionalizaciones", y le preguntó qué pensaría si la UE revisara "con esa brusquedad" sus relaciones con Bolivia.

También le reprochó que no apoyara a los demócratas en Cuba, porque el mismo día en que se entrevistaba con Fidel Castro se produjo una agresión contra la opositora Marta Beatriz Roque. El presidente boliviano respondió que la ausencia de diputados del PP constituye una muestra de "desprecio y humillación y no de diálogo". "No quiero entender que sea una muestra de racismo u odio a nuestras familias", dijo.

NACIONALIZACIONES

"Mi Gobierno nacionaliza, pero no se expropia a nadie ni se expulsa a nadie", subrayó durante el discurso ante la Eurocámara. "Cualquier empresa que invirtió en mi país tiene todo el derecho a recuperar su inversión y tener derecho a las utilidades, pero no al control. Por tanto, ellos serán socios y no dueños de nuestros recursos naturales", subrayó.

Tras la nacionalización de los hidrocarburos, destacó que su prioridad será "industrializar con socios", ya sean otros Estados o empresas. Esta industrialización, dijo, permitirá frenar la emigración de ciudadanos bolivianos hacia Estados Unidos, Argentina o Europa. Preguntado por qué sectores piensa nacionalizar en el futuro, destacó su intención de realizar una "revolución agraria" para acabar con los "latifundios improductivos" y de acabar con las concesiones mineras.

"Queremos acabar con ese Estado mendigo. Generalmente los Gobiernos de Bolivia salía al exterior a pedir ayuda, mendicidad para el presupuesto general de la nación", destacó. Para lograrlo, pidió la colaboración "estratégica" de la Unión Europea.