Actualizado 24/06/2006 06:12 CET

Bolivia.- Evo Morales desmiente que su gobierno vaya a eliminar la asignatura de religión de la educación pública

LA PAZ, 24 Jun. (EP/AP) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, proclamó este viernes su catolicismo y aseguró que, bajo ningún concepto, eliminará la materia de religión del programa escolar público, como ayer desveló su ministro de Educación.

Tanto el Gobierno como el Movimiento Al Socialismo (MAS) lamenta la "manipulación" que podría estar sufriendo la Iglesia Católica, según Morales, por quienes pretenden utilizar a la población estudiantil.

"Quiero decirles: yo soy católico, y también respeto muchísimo, creo en la religión originaria, en la madre tierra, la Pachamama, y esta religión originaria con la Iglesia Católica han convivido históricamente, cómo se puede olvidar eso. Si un día tengo que casarme, ojalá el Papa acepte hacerme casar", indicó Morales.

De esta forma, el mandatario pretende dar por concluida la polémica surgida a partir de una supuesta eliminación de la materia de religión del programa escolar público, algo que llegó a merecer un pronunciamiento del Papa Benedicto XVI.

"Siento que algunas personas descalificadas están desinformando al pueblo, desinformando al Papa", señaló en una rueda de prensa en el Palacio de Gobierno.

El jueves, el ministro de Educación de Bolivia, Félix Patzi, señaló en declaraciones a la agencia AP que el gabinete de Morales preparaba una reforma de la educación para "descolonizar" el Estado, lo que entre otras cosas impondría la enseñanza de idiomas nativos en sustitución de la materia de religión.

"En lugar de estudiar religión, los estudiantes van a tener que afrontar clases de idiomas", señaló Patzi, que admitió que la jerarquía católica "está preocupada" y quiere alcanzar acuerdos con la administración para evitar este cambio.