Bolivia.- Evo Morales niega que su Gobierno tenga previsto reducir o quitar recursos a los municipios

Actualizado 27/06/2006 15:06:31 CET

TARABUCO (BOLIVIA), 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, negó que tenga previsto disminuir o quitar los recursos que los municipios del país reciben por concepto del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y pidió a las autoridades municipales que "no desinformen" a la población "con afanes electorales y partidistas" cuando faltan tan sólo cuatro días para la elección de miembros de la futura Asamblea Constituyente.

En la localidad de Tarabuco, en el departamento de Chuquisaca, Morales aseguró que nadie "ha pensado quitar el IDH a las alcaldías" y pidió a las autoridades municipales, alcaldes y concejales que no alarmen al pueblo declarando estado de emergencia, informó la Agencia Boliviana de Información (ABI, oficial).

El presidente boliviano aclaró que la tarea de su Gobierno será fortalecer y mejorar la situación económica y los ingresos de todas las alcaldías y las prefecturas del país. Recalcó que la nacionalización de los hidrocarburos y el incremento de volúmenes de gas para la exportación son algunas de las políticas nacionales para aumentar los ingresos del Estado e incrementar, asimismo, los ingresos de las prefecturas y alcaldías del país.

Los municipios deberían contribuir en el proceso de consolidación de la nacionalización de los hidrocarburos, sostuvo el presidente Morales, quien llegó a Tarabuco ayer lunes para inaugurar el Centro de Diagnóstico Integral que funciona en el Hospital Ricardo Bacherer.

Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones Municipales (FAM-Bolivia), Atiliano Arancibia, expresó su satisfacción frente a las palabras del presidente Morales, quien se comprometió a que, de manera conjunta, se trabaje para obtener mayores recursos económicos destinados a los municipios.

Arancibia lamentó que en el Congreso del sistema municipalista realizado en Sucre este pasado fin de semana, se haya manejado información sobre una supuesta disminución de los recursos económicos que por el IDH reciben los municipios, por lo que reconoció que el "estado de emergencia no tiene sentido" después de que el Morales desmintiera esa información.