Bolivia.- Evo Morales: "Este es un proyecto político de liberación"

Publicado 17/10/2019 5:53:10CET
Seguidores de Morales durante un mitin en Bolivia.
Seguidores de Morales durante un mitin en Bolivia. - HÉCTOR ESTEPA

LA PAZ, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha cerrado este miércoles su campaña de cara a las elecciones del 20 de octubre, celebrando un multitudinario acto en la ciudad boliviana de El Alto, donde le ha pedido al pueblo "cinco años más" de Gobierno para que el país siga "creciendo económicamente" y terminar grandes obras de infraestructura.

"Estamos acá con un proyecto político de liberación, con un programa de Gobierno del pueblo", ha dicho Morales, defendiendo vehementemente la nacionalización de los hidrocarburos, llevada a cabo durante su primer año como presidente del país, en 2006.

"Vamos a dar paliza a los vendepatrias. Vamos a dar paliza a los neoliberales. Vamos a dar paliza, hermanas y hermanos, a quienes privatizaron nuestros recursos naturales", ha apuntado el primer presidente indígena de la historia de Bolivia, que llegó al poder tras haber sido un muy activo líder cocalero.

Morales, de 59 años y de etnia aymara, ha basado parte de su discurso en advertir a los bolivianos que no abandonen su proyecto de izquierdas, mencionando la crisis en la Argentina de Mauricio Macri y las protestas antigubernamentales en Ecuador contra el presidente, Lenín Moreno.

Ambos líderes latinoamericanos han pactado recientemente líneas de crédito con el Fondo Monetario Internacional que han implicado introducir medidas de ajuste en las economías de sus países.

"Aquí quieren que vuelva el FMI con sus privatizaciones. Por eso este domingo se va a decidir entre quienes están con las privatizaciones y quienes estamos con las nacionalizaciones", ha subrayado Morales.

"Votar por la derecha es volver a ese pasado privatizador y enajenador. Al llamado estado regulador. Y nosotros nos hemos liberado gracias a la conciencia del pueblo boliviano", ha ahondado el mandatario.

"Evo, Evo, Evo", jaleaban sus seguidores, mientras ondeaban las banderas del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido oficialista. Entre quienes se dieron cita en El Alto, un joven municipio, situado junto a la capital, La Paz, se encontraban un buen número de funcionarios, sindicalistas, campesinos y obreros.

"Nuestro presidente ha transformado el país. Ha habido muchísimos cambios en estos 13 años, sobre todo en servicios como el agua, la luz y el alcantarillado, básicos para vivir como ser humano", ha comentado Oliverio Bardeto, concejal de un municipio del altiplano boliviano.

"Antes no conocíamos en mi comunidad lo que era la energía eléctrica, ni el sistema de agua potable. Pero ahora existe, y podemos ducharnos y vivir dignamente", ha añadido el campesino y político.

Evo Morales basa su popularidad en una economía que ha crecido más de un 4% anual desde que se hizo cargo del país. El 63% de los bolivianos vivía por debajo de la línea de la pobreza en 2002, y ahora la cifra se ha reducido al 35%, según el Banco Mundial.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

La oposición ha criticado que Morales ha basado sus políticas en el extractivismo, sin industrializar el país, y también que existe corrupción estatal. "Creemos que eso tiene que cortarse", ha señalado el concejal Bardeto. "Alguna gente hace quedar mal. No es el presidente, sino algunos colaboradores. Él pregona cero corrupción. Hay que erradicarla", ha afirmado.

Quienes han acudido a la cita oficialista en El Alto han destacado también las obras de infraestructura del Gobierno. "Ya tenemos más carreteras y nuestras comunidades están más entrelazadas. Antes tardábamos cinco horas más en llegar a la ciudad", ha destacado Esther Zurita, campesina cocalera de un municipio sureño.

La popularidad de Morales ha caído desde febrero de 2016, cuando la mayoría de los bolivianos rechazaron, por escaso margen, que pudiese reelegirse por más de dos periodos consecutivos, como dicta la Constitución, impulsada por él mismo en 2009.

El Tribunal Constitucional validó al año siguiente la nueva postulación de Morales, aludiendo, en un polémico fallo, a los Derechos Humanos del presidente.

"Desconocer el referéndum, de repente, ha sido una equivocación", considera la campesina Zurita. "Sinceramente, estoy un poco no muy contenta con eso. Preferiría que hubiesen puesto a otro candidato", ha añadido.

"El referéndum ha sido un arma de doble filo. Hemos perdido credibilidad, pero realmente hay que valorar las cosas que ha hecho Evo en estos 13 años. Ha reducido la pobreza en las calles y ha aumentado la alfabetización en las áreas rurales, que ya están a buen nivel", apunta, por su parte, la funcionaria Sandra Quispe.

"Hay un ascenso sustancial de una clase media pobre a una clase media, además de una revalorización de la moneda nacional. Años atrás había una economía inestable basada en el dólar", ha subrayado la secretaria Bernarda Mamami, mientras de fondo sonaba cumbia andina.

"Todavía no he decidido a quién voy a votar", ha destacado, por su parte, un joven que ha preferido no revelar su nombre, pero que portaba banderas Oficialistas. "Siendo sincero, estoy aquí porque hay cierta obligación laboral, o de otros intereses, para venir, aunque no soy funcionario", ha explicado.

"Cuando una persona está mucho tiempo en el poder, se corrompe. Debería haber una alternancia. Pero la oposición es peor, siempre sigue sus intereses, y sólo ve a su conveniencia", ha destacado el joven.

Walter Rojas, alcalde de la localidad de Humala, ha subrayado, por su parte, que, de ganar las elecciones, el próximo sería el último mandato de Morales. "Si bien va a ser la última gestión de nuestro hermano presidente, considero que hay jóvenes aymaras y quechuas que van a seguir el mismo rumbo, y manejando el país. Trece años no es suficiente. Hemos venido para quedarnos en el palacio", ha apuntado.

La distancia entre Morales y el principal candidato de la oposición, el ex presidente Carlos Mesa (2003-2005) se habría reducido hasta los diez puntos, según varios sondeos recientes. Evo Morales podría tener que medirse en segunda vuelta a un contrincante por primera vez en 17 años, aunque otros sondeos sí le dan como vencedor en la primera ronda.

Para leer más