Actualizado 30/12/2006 20:57 CET

Bolivia.- Evo Morales sugiere una ley a EEUU para "acabar con los drogadictos"

LA PAZ, 30 Dic. (EP/AP) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales dijo hoy que en Estados Unidos debería haber una ley "para acabar con los drogadictos".

Morales habló en una región cocalera del centro del país donde inauguró obras de la primera fábrica de infusiones de coca con financiación del Gobierno de Venezuela.

El mandatario dijo que ya que Estados Unidos promueve normas para que se reduzcan los cultivos de coca en Bolivia, "también debería haber una ley en Estados Unidos para acabar con los drogadictos".

"No necesitamos permiso de Estados Unidos para industrializar la coca", agregó ante cientos de cocaleros en la localidad de Lauka.

"La coca en su estado natural no hace daño, no ha matado a nadie", indicó Morales, quien aclaró que su Gobierno además de industrializar la coca quiere hacer lo propio con todos "los recursos naturales", así como los minerales y los hidrocarburos de los que Bolivia cuenta con importantes reservas.

La fábrica tendrá una inversión de 250.000 dólares (casi 189.500 euros) y procesará también infusiones de anís y manzanilla, según informó el viceministro de la Coca, Félix Barra.

La segunda planta se instalará en Yungas, al norte de La Paz, pero aún no se ha concretado el inicio de las obras.

El presidente venezolano Hugo Chávez prometió el apoyo financiero de los planes bolivianos para procesar la coca en mates de infusión para exportar a Venezuela y a otras naciones.

La política gubernamental pretende lavar la imagen de este cultivo, que es la materia prima para fabricar cocaína.

Morales también se propone lograr apoyo de otros países para sacar a la coca de la lista de sustancias prohibidas por las Naciones Unidas. El sábado dijo a los cocaleros que no será una "tarea sencilla".

En Bolivia había hasta el año pasado, 26.500 hectáreas de cocales de los cuales 12.000 son legales y están destinadas a usos alimenticios y medicinales.

El Gobierno estadounidense financia programas para erradicar los cultivos excedentes que asegura van al narcotráfico.