Publicado 09/03/2021 13:52CET

Bolivia.- El exjefe de las Fuerzas Armadas durante el mandato de Áñez abandonó Bolivia en noviembre de 2020

Archivo - Seguidores del MAS durante una protesta.
Archivo - Seguidores del MAS durante una protesta. - CHRISTIAN LOMBARDI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

Sergio Orellana, el ex comandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia durante el mandato de Jeanine Áñez y al mando en los operativos de "restablecimiento del orden" en las protestas postelectorales, abandonó la nación andina en noviembre de 2020, según ha informado la Policía.

Orellana debía prestar testimonio ante la Fiscalía de Bolivia el 26 de febrero por una denuncia presentada por la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty por su papel en las movilizaciones que derivaron en la dimisión del expresidente Evo Morales, pero no acudió a la cita. Por lo tanto, las autoridades bolivianas emitieron una orden de detención en su contra para que preste declaración.

La Policía de Bolivia no ha ejecutado, hasta el momento, la orden detención y ha trasladado que, según la información que maneja, abandonó el país latinoamericano entre el 10 y el 16 de noviembre, aunque el cuerpo solicitará un informe actualizado a Migración.

"Ya en el pasado habíamos tomado conocimiento de que entre el 10 y el 16 de noviembre había salido de nuestro suelo, sin embargo hay que esperar una nueva rectificación de Migración para establecer la fecha de sus salidas, si es que se encontrara fuera del país", ha señalado el comandante de la Policía, Jhonny Aguilera, según ha informado el diario 'La Razón'. Aguilera ha garantizado que se llevarán a cabo todas las "acciones operativas" para detener a Orellana.

Los operativos policiales de "restablecimiento del orden" en las protestas electorales de Bolivia involucraron a militares y policías que reprimieron las movilizaciones en apoyo a Morales. Las protestas, como las registradas en los municipios de Sacaba y Senkata, se saldaron con varios muertos y heridos.