Publicado 26/11/2020 03:02CET

Bolivia.- Fiscalía de Bolivia incluye a Murillo y al ex de Defensa López en las investigaciones por la masacre de Sacaba

El exministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo.
El exministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo. - CHRISTIAN LOMBARDI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del departamento de Cochabamba ha anunciado este miércoles la inclusión de los anteriores ministros de Gobierno, Arturo Murillo, y de Defensa, Fernando López, en la investigación por su presunta responsabilidad en los asesinatos cometidos en Sacaba el 15 de noviembre de 2019, donde al menos once personas murieron a causa de la represión de la Policía y las Fuerzas Armadas.

El fiscal de Cochabamba, Eduardo Terrazas, ha informado de que además de los dos ministros de la antigua presidenta interina, Jeanine Áñez, las investigaciones también incluyen a dos jefes de la Policía y un militar de las Fuerzas Armadas, aunque sin ofrecer más detalles acerca de quiénes serían.

La entrada de Murillo en este caso como investigado se produce poco después de que se confirmara su presencia en Estados Unidos, a donde se fugó tras ser requerido por la justicia por la supuesta compra con sobrecostes de material antidisturbios, aunque se desconoce su "estatus migratorio".

Junto a Murillo se encuentra también el que fuera viceministro Javier Issa, requerido por las autoridades por el robo y supuesta destrucción de la libreta del servicio militar del expresidente Evo Morales.

De acuerdo con la Policía de Bolivia, Murillo y López salieron del país el 5 de noviembre, rumbo a Brasil. De allí habrían viajado a Panamá y, posteriormente, a Estados Unidos. Por la huida de los ministros de Áñez se encuentra detenido de forma preventiva el anterior director de Migración, Marcel Rivas, presuntamente involucrado en la escapada.

El martes, el mismo organismo fiscal ordenó la detención del comandante de la Guarnición Militar de Cochabamba, Alfredo Cuéllar, acusado de asesinato durante las protestas surgidas tras la renuncia del expresidente Evo Morales, después de que su victoria en los comicios de octubre no fuera reconocida por la oposición y una parte de las Fuerzas Armadas.

La Asamblea Plurinacional de Bolivia ha incluido a Cuéllar, que sigue siendo parte del Ejército, en una lista junta otros mandos policiales y militares, recomendando su comparecencia en un "juicio ordinario" por su responsabilidad directa en las masacras de Sacaba y Senkata.

Son los casos de quienes fueron jefes de la Policía en Cochabamba, Jaime Zurita, y La Paz, Iván Rojas; el comandante, Franco Zuare; el antiguo jefe de las FFAA, Williams Kaliman; y los comandantes de la Policía, Rodolfo Montero, y de las FFAA, Sergio Orellana, detalla el diario boliviano 'La Razón'.

No obstante, Terrazas no ha descartado la posibilidad de que más personas sean llamadas a declarar, ni que se inicien los trámites necesarios contra aquellas personas cuya comparecencia corra peligro debido al riesgo de fuga.

Entre el primero de septiembre y el 31 de diciembre de 2019, murieron más de 25 personas y hubo un centenar de heridos durante la represión de las protestas de Sacaba, en Cochabamba, y Senkata, en La Paz, según adelanta un informe preliminar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Las "masacres", como las define la CIDH, forman parte de la represión de las protestas tras la salida precipitada de Bolivia del expresidente Evo Morales, las presiones de la Organización de Estados Americanos (OEA), la oposición y una parte de las Fuerzas Armadas, quienes no reconocieron su reelección en los comicios de octubre.