Publicado 28/05/2021 02:07CET

Bolivia.- La Fiscalía de Bolivia inicia trámites para la extradición de Murillo y el proceso para repatriar el dinero

Archivo - El ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo
Archivo - El ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo - ABI - Archivo

La Fiscalía también lleva a cabo registros de domicilios en Cochabamba relacionados con el caso

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Bolivia ha iniciado este jueves el trámite para la extradición desde Estados Unidos del exministro de Gobierno Arturo Murillo, mientras que ha comenzado también las acciones necesarias para la repatriación de los activos y el dinero que supuestamente Murillo habría obtenido corruptamente.

Murillo fue detenido en Estados Unidos, según informó este miércoles el Departamento de Estado del país, tras lo que el fiscal general, Juan Lanchipa, espera que el trámite de extradición sea rápido y las autoridades estadounidenses aprueben la solicitud boliviana.

En referencia a la detención, Lanchipa ha destacado que "el accionar del Departamento de Justicia de Estados Unidos denota legalidad y legitimidad de las actuaciones investigativas desarrolladas por el Ministerio Público Boliviano" en contra de Arturo Murillo y otras exautoridades de la Administración de la expresidenta Jeanine Áñez.

El fiscal ha recordado, por otra parte, que se les investiga por "presuntos hechos de corrupción y violación de Derechos Humanos, extremos que deben ser considerados por organismos internacionales vinculados a la persecución penal internacional", informa el medio boliviano 'La Razón'.

La investigación llevada a cabo en Estados Unidos por el FBI recoge que, presuntamente, Murillo junto a Sergio Rodrigo Méndez Mendizábal, Luis Berkman, Bryan Berkman y Philip Lichtenfeld habrían participado del "esquema de soborno entre noviembre de 2019 y abril de 2020".

Además, la investigación ha llevado a allanar los domicilios de los involucrados en Cochabamba, mientras que en La Paz se ha detenido a otras dos personas relacionadas con el caso.

Murillo, el 'número dos' de Áñez, está acusado de participar en una red de sobornos y lavado de dinero, que le puede suponer una pena de 20 años de prisión si es hallado culpable.

Contador