Bolivia.- La fiscalía investiga al ex presidente Paz Zamora por su presunta conexión con el narcotráfico

Actualizado 23/08/2006 8:52:00 CET

LA PAZ, 23 Ago. (EP/AP) -

La fiscalía llamó a declarar al ex presidente Jaime Paz Zamora por presuntas vinculaciones con un narcotraficante hace 18 años, y el hijo del ex mandatario calificó la demanda como una "persecución política" contra su padre.

Tras gobernar Bolivia entre 1989 y 1993, Paz Zamora y algunos de sus colaboradores fueron acusados de recibir dineros de un conocido narcotraficante para una campaña electoral unos años antes a cambio de posibles favores.

Paz Zamora deberá presentarse a declarar el miércoles en casa de su ex secretaria Susana Seleme en la ciudad de Santa Cruz, en el oriente boliviano, informó a la AP, el fiscal encargado de las investigaciones, Ramiro López.

"La fiscalía quiere esclarecer la verdad histórica de un caso que quedó en la impunidad y me parece exagerado que se diga que hay intereses políticos", refutó López desde Santa Cruz donde se hallaba el martes preparando la diligencias.

López dijo que fue el congreso en junio de 2005 que ordenó la reapertura del caso denominado "narcovínculos".

Rodrigo Paz, hijo del ex mandatario y actual diputado, señaló a la AP que el gobierno del presidente Evo Morales "está judicializando la política" con el propósito de "anular a cualquier eventual adversario político".

"El Congreso absolvió de culpa al ex presidente Paz Zamora. El principal implicado falleció. Este caso tiene claros móviles políticos y es una pena porque estamos retornando a los tiempos de la persecución", dijo.

Entre los investigados también está el ex prefecto (gobernador) de Santa Cruz, Rolando Arostegui.

"Si se halla responsabilidad en contra de Paz Zamora seguramente que el Ministerio Público le iniciará una acción penal", agregó el fiscal.

El Congreso que conoció el caso en la década de los 90 no halló responsabilidad en el ex mandatario y éste no fue a juicio. En cambio fue condenado a cuatro años de cárcel por el mismo caso su colaborador más cercano, Oscar Eid.

La embajada de Estados Unidos le retiró aquella vez a Paz Zamora el visado de ingreso a ese país y el ex mandatario pasó años en una suerte de limbo político.

Otros cuatro ex presidentes están bajo investigación y podrían ser enjuiciados por otros casos. La Corte Suprema envió al congreso en abril un pedido para procesar a los ex presidentes Gonzalo Sánchez de Lozada, Jorge Quiroga y Carlos Mesa por la firma de contratos petroleros presuntamente ilegales.

También los legisladores deben definir por dos tercios de voto si ordenan un juicio de responsabilidades en contra del ex presidente Eduardo Rodríguez por la desactivación en Estados Unidos de unos misiles tierra-aire.