Publicado 16/11/2021 21:27CET

Bolivia.- El Gobierno de Bolivia acusa a la extrema derecha de "satanizar" la ley contra las ganancias ilícitas

El presidente de Bolivia, Luis Arce
El presidente de Bolivia, Luis Arce - WPA POOL

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores de Bolivia, Rogelio Mayta, ha acusado este martes a la extrema derecha de llevar a cabo una "campaña de desinformación" para "satanizar" la ley que combate las ganancias ilícitas, finalmente derogada tras varios días de presiones e incluso amenazas de "tumbar" al Gobierno.

"Esa ley ha sido satanizada en medio de una campaña de desinformación muy dura, muy dura, algunos sectores de nuestra sociedad, yo diría inclusive de la extrema derecha, han pretendido hacer ver que esa ley iba a confiscar la propiedad privada", ha lamentado el ministro.

Mayta ha condenado las estratagemas de la oposición durante las últimas semanas, "atizando el fuego" para "desestabilizar al Gobierno" con un argumentario con el que se ha pretendido hacer creer al pueblo boliviano que dicha legislación acercaría al país a una "sociedad comunista".

El ministro de Exteriores ha subrayado que la Ley 1386 "no tenía nada de malo", defendiendo que dicha norma "probablemente" se podría aplicar en otros países del entorno como Argentina, o Perú, e incluso "en Europa y otros continentes".

"Son estándares internacionales y no había una mala fe o algo escondido del Gobierno, por eso se defendió hasta el momento de la conflictividad social", ante la cual, ha dicho en una entrevista para Radio Fides, el Ejecutivo ha creído que lo "razonable" era derogarla.

Horas antes, la Cámara de Diputados ha aprobado un proyecto para tumbar una ley con la que el Gobierno pretendía luchar contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Sin embargo, finalmente ha cedido a las presiones de la oposición ante el temor a un nuevo golpe de Estado, como el de 2019.

El Gobierno ya ha informado de que pronto comenzarán las conversaciones con los sectores pertinentes para elaborar una nueva ley, cuyo borrador espera tener para diciembre. Mientras finaliza el proceso de derogación, con su posterior debate en el Senado, las protestas no han cesado.

Los departamentos de Santa Cruz y Potosí mantienen el paro indefinido, mientras que en la noche de este lunes se han registrado marchas en Cochabamba y bloqueos en Sucre. Además, la Asamblea de la Paceñidad ha convocado una marcha para exigir la derogación de otras seis leyes y la restitución de los dos tercios de los votos como requisito para aprobar leyes en la Asamblea Legislativa.

Contador