Publicado 05/11/2019 19:43CET

Bolivia.- El Gobierno de Bolivia cifra en 167 millones de dólares el daño económico tras dos semanas de protestas

Protestas en La Paz contra la reelección del presidente de Bolivia, Evo Morales.
Protestas en La Paz contra la reelección del presidente de Bolivia, Evo Morales. - REUTERS / STRINGER .

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Bolivia ha cifrado este martes en 167 millones de dólares el perjuicio económico causado por las protestas contra la victoria del actual mandatario, Evo Morales, en las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre.

"Hemos estimado, acá, en el Ministerio de Economía, junto con datos que nos ha proporcionado el Instituto Nacional de Estadística (INE) y estimaciones que se han hecho, que en estos 14 días el país ha perdido 167 millones de dólares", ha dicho el titular de esta cartera, Luis Arce, en rueda de prensa.

Arce ha precisado que las manifestaciones contra el triunfo electoral de Morales, que se han traducido principalmente en bloqueos de carreteras y saqueos a comercios, dejan pérdidas diarias de doce millones de dólares.

El ministro de Economía ha alertado de que las protestas también tendrán su impacto en el PIB, aunque no ha especificado en qué medida, según informa la agencia de noticias oficial ABI.

Arce ha señalado como los sectores más afectados por las protestas el transporte, el comercio, los servicios de almacenamiento y la administración pública, ya que algunas instituciones han sido sitiadas.

"Estas medidas que ha tomado el Comité Cívico (plataforma opositora) tendrán consecuencias para los municipios, para las gobernaciones y para las universidades públicas que reciben recursos", ha anticipado Arce.

En este sentido, ha anunciado que la toma de instituciones públicas impide al Gobierno pagar en la provincia de Santa Cruz --bastión opositor-- la Renta Dignidad, destinada a mayores de 60 años, y el Bono Juancito Pinto, una ayuda escolar.

"Eso se paga en oficinas del Banco Unión, que han sido tomadas, y del SENASIR (Servicio Nacional del Sistema de Reparto), que también tenemos la información de que varias agencias han sido tomadas. Estamos dejando de pagar", ha explicado, advirtiendo de que podría darse la misma situación en otros lugares del país.

CRISIS ELECTORAL

Las protestas en Bolivia estallaron la misma noche electoral por la suspensión repentina de la transmisión de los resultados oficiales justo cuando obligaban a celebrar una segunda vuelta entre Morales y el candidato opositor Carlos Mesa.

Cuando se retomó, casi 24 horas después, concedían la victoria en primera vuelta a Morales, por lo que Mesa ha denunciado un "fraude gigantesco". Ambos llamaron a la movilización de los suyos, lo que ha derivado en disturbios. Al menos dos personas han muerto y más de 190 han sido detenidas en estas dos semanas.

En este contexto, Morales ha accedido a que la OEA, apoyada por países como España, México o Perú, realice una auditoría electoral de carácter vinculante. Mesa, en cambio, no la acepta porque dice que es fruto de un acuerdo unilateral entre el Gobierno y el bloque hemisférico sin tener en cuenta a la oposición.