Publicado 03/09/2021 19:16CET

Bolivia.- El Gobierno de Bolivia confirma que enviará información sobre el estado de Áñez a la CIDH

La expresidenta boliviana Jeanine Áñez en una fotografía de archivo de su toma de posesión.
La expresidenta boliviana Jeanine Áñez en una fotografía de archivo de su toma de posesión. - MEAGAN HANCOCK / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Bolivia ha confirmado este viernes que responderá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el estado de la expresidenta Jeanine Áñez, encarcelada desde marzo y que intentó suicidarse en agosto.

"En este caso tenemos siete días otorgados por la CIDH y se va a presentar la respuesta", ha señalado el ministro de Justicia, Iván Lima, que ha matizado que el Ejecutivo boliviano responderá "inclusive antes del plazo señalado", ya que se ha "respetado el debido proceso y se ha cumplido el estándar máximo de protección (...) para resguardar la vida y la salud de una persona privada de libertad".

En declaraciones a La Razón Radio, Lima también ha considerado que no cree que la CIDH acepte la petición de la exmandataria de medidas cautelares para evitar "sufrir un daño irreparable", presentada por su defensa.

"Si haces un análisis de todos los casos que atiende la CIDH es poco probable que este caso pueda tener resultado favorable, porque los temas del debido proceso no son parte de los casos que atiende", ha explicado, remarcando que "usualmente" la CIDH atiende "casos de pena de muerte, casos en los cuales la vida de una persona está en riesgo (...) y no cuando existe un debido proceso en curso". "Jurídicamente no existen argumentos para que pueda existir una medida cautelar", ha zanjado.

La CIDH pidió al Gobierno de Bolivia información sobre Áñez después de que esta solicitara medidas cautelares a la instancia internacional en busca de "protección". La defensa de la exmandataria se decantó por la solicitud a la CIDH tras haber agotado las instancias judiciales en Bolivia para "restituir los derechos" de la exmandataria y ante "las amenazas, hostigamientos y agresiones en contra de la vida e integridad personal" de la misma, además de ante la "falta de un acceso a un tratamiento médico adecuado", según apuntó su abogado.

Áñez, en prisión preventiva desde marzo --acusada de sedición, terrorismo, conspiración y genocidio, entre otros delitos, por su rol en el marco de la crisis postelectoral de 2019--, intentó suicidarse a mediados de agosto, en pleno deterioro de su estado de salud, según denunció su círculo.

Según una valoración médico-forense difundida este lunes, la exmandataria se encuentra ahora "clínica y neurológicamente estable", mientras la hipertensión que padece está "controlada" y "en tratamiento".

Contador