Actualizado 21/08/2006 20:03:50 +00:00 CET

Bolivia.- El Gobierno confirma que están paralizadas las auditorías de los campos operados por Repsol y Chaco en Bolivia

LA PAZ, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las auditorías de los 24 campos petrolíferos de las ex capitalizadas Andina, filial de Repsol YPF en Bolivia, y Chaco continúan paralizadas debido a la falta de técnicos especialistas en la materia y porque las consultoras interesadas en el proyecto no superaron los requisitos fijados por el Gobierno de Evo Morales. Así lo comunicaron fuentes del Ministerio de Hidrocarburos.

A dos meses de la invitación pública realizada por las autoridades boliviana para que las empresas interesadas presentaran sus propuestas, las auditoras todavía no fueron contratadas y los procesos, por lo tanto, continúan paralizados.

El Ejecutivo de Morales desestimó más de un millón de dólares para realizar las auditorías a los 24 campos --13 bajo el control de Chaco y 11 de Andina--, que están ubicados en los cuatro departamentos productores de hidrocarburos, es decir, en Tarija, Chuquisaca, Cochabamba y Santa Cruz.

Con la finalidad de comenzar lo antes posible las auditorías a estos campos, el Ministerio de Hidrocarburos realizó invitaciones directas a las posibles auditoras que incluso dan la oportunidad de "corregir o mejorar" las propuestas, según informaciones de la Agencia de Noticias Fides (ANF) recogidas por Europa Press.

El objetivo de las auditorías es establecer las inversiones que realizó cada operadora en los campos, verificar las reservas que entregó Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) cuando transfirió estos a las dos capitalizadas y las mejoras realizadas.

Andina y Chaco se hicieron cargo de las operaciones de estos campos en abril de 1997. Entre los campos operados por la petrolera Chaco que serán auditados destacan Vuelta Grande, San Roque, Humberto Suárez Roca, Montecristo, Patujusal Oeste, Bulo Bulo, Carrasco, Carrasco FW, Los Cusis, Kanata y Kanata Norte.

Los campos de Andina que serán auditados son 11: Río Grande, Sirari, Víbora, Yapacaní, La Peña, Los Sauces, Guairuy, Camiri, Arroyo Negro, Cascabel y Los Penocos.

El plazo para las auditorías es 90 días, a partir de la orden de proceder que el Ministerio de Hidrocarburos extienda por escrito a la ganadora del concurso. Sin embargo, este tiempo ya incumple el periodo perentorio que establece el decreto 28.701, que fija 180 días para la conversión de contratos, el cual vence el 27 de octubre.

Los resultados de las auditorías deben ser la base para negociar los nuevos contratos con las trasnacinales en Bolivia. Sin esos resultados se retrasarían las negociaciones y más aún los acuerdos.

El presidente Morales se mantiene optimista sobre el cumplimiento de los plazos para la nacionalización. Incluso ha manifestado que la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) iniciará el próximo año la fase de perforación de pozos de hidrocarburos.