Actualizado 03/04/2013 05:43 CET

Bolivia.- El Gobierno dice que la cobertura a la familia de Morales y García Linera es para equipararla a otros países

LA PAZ, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Bolivia ha explicado este martes que con su decisión de dar trato diplomático y pagar los viajes de la familia del presidente, Evo Morales, y el vicepresidente, Álvaro García Linera, pretende equiparar al país con los de su entorno.

"Lo que nosotros podemos decir claramente es que se ha equiparado el tratamiento (de la familia del presidente y del vicepresidente) con el que hay en otros países. No se ha hecho nada extraordinario", ha dicho el ministro de Economía, Luis Arce, en una rueda de prensa, recogida por el diario boliviano 'La Razón'.

Además, ha rechazado que la modificación legislativa vaya en contra del ahorro que el líder indígena impuso a su llegada a la Presidencia, en 2006. "Les invito a observar lo que sucede en otros países para ver que continuamos con la política de austeridad", ha propuesto.

El Gobierno ha aprobado un decreto en virtud del cual la esposa e hijos del presidente y del vicepresidente serán beneficiarios de viáticos cuando viajen junto a Morales y García Linera en una "misión oficial".

En concreto, ello implica que dichos familiares podrán viajar en clase 'business' con todos los gastos pagados y pasaporte diplomático, cada vez que acompañen a los dos mandatarios en un acto gubernamental, en Bolivia o en el extranjero.

Los beneficiarios directos de esta medida serán las dos hijas de Morales, que no está casado, y la esposa de García Linera, ya que el matrimonio no ha tenido hijos.

Al parecer, el presidente y el vicepresidente perciben 339 dólares (264 euros) si viajan a Norteamérica, Europa, Asia, África y Oceanía, mientras que la cifra cae a 283 dólares (221) en caso de que vayan a Centro y Sudamérica o al Caribe.

Radio Fides, que también se hace eco de la noticia, recuerda que el pasado noviembre se informó de que el patrimonio de Morales pasó de 779.423 bolivianos (87.300 euros) a 2,7 millones de bolivianos (303.000 euros).

Según explicó entonces el Ministerio de Comunicación, el incremento se debe a que el presidente ahorra todos sus salarios, lo que significa, incide la emisora en su página web, que no lo gasta en sus viajes.