Bolivia.- El Gobierno intenta tranquilizar a las empresas y dice que sólo intervendrá las que hayan inclumplido la ley

Actualizado 08/03/2006 15:30:01 CET

LA PAZ, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Evo Morales intentó ayer enviar un mensaje de tranquilidad a las empresas extranjeras que operan en Bolivia al asegurar que las autoridades sólo intervendrán las compañías privatizadas que hayan "transgredido la ley o inclumplido sus contratos".

"No habrá intervención a menos que las empresas hayan engañado al Estado o cumplido sus contratos", afirmó el vicepresidente, Alvaro García Linera, días después de que el ministro de Desarrollo Sostenible y Planificación, Carlos Villegas, dijera que en el marco de su plan de nacionalización el gobierno tomará el control del 51% de las acciones de las empresas privatizadas en los noventa.

Asimismo, el vicepresidente explicó que la nacionalización de los hidrocarburos que se propone ejecutar el Gobierno será "pactada" con las compañías y que las empresas que deben preocuparse son las que cometieron actos ilícitos, según declaraciones a la emisora local 'FIDES', de las que se hace eco Europa Press.

Por otro lado, señaló que el Ejecutivo esperará a la acción de la justicia en los casos que están bajo investigación, como el de la petrolera hispano-argentina Repsol-YPF, que se enfrenta a una denuncia de la Aduana Nacional ante la Fiscalía por un supuesto delito de contrabando de crudo y falsificación de documentos.

Por su parte, el propio ministro Villegas afirmó ayer que no todas las empresas privatiazadas están incluidas en el plan del Gobierno de recuperar el 51% de las acciones, según se desprende del Plan Nacional de Desarrollo quinquenal, que será presentado a finales del mes de abril.

"Uno de los aspectos de ese plan es la decisión de que el Estado tenga la mayoría en algunas empresas, pero no vamos a pretender que sea en todas", afirmó Villegas, quien puso como ejemplo el caso de la compañía aérea Lloyd Aéreo Boliviano. "Estamos con una intervención transitoria, una vez que tengamos mayor información sobre los resultados financieros del 2004 y 2005 tomaremos decisiones", añadió.

Asimismo, el ministro informó de que se modificará toda la normativa vigente para dar luz verde a la recuperación del 51% de acciones en las empresas capitalizadas. El objetivo es, según dijo, que el Estado boliviano tenga "toda la autoridad" de nombrar directores en estas compañías, para que éstos tengan la opción de discutir y tomar decisiones fundamentales para las empresas.

En este punto, indicó que el plan está en proceso de elaboración y que aún no están definidas sus fuentes de financiación. "Tenemos que priorizar y programar de tal manera que a lo largo de los cinco años, la población, las regiones, los departamentos y municipios tengan la certeza de que esos proyectos priorizados se van a llevar a cabo", subrayó el ministro.