Actualizado 17/01/2007 18:59:25 +00:00 CET

Bolivia.- Gobierno reconoce legitimidad del gobernador de Cochabamba y pide respeto a la "institucionalidad democrática"

COCHABAMBA (BOLIVIA), 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, anunció que el Gobierno de Evo Morales reconoce la legitimidad de Manfred Reyes Villa como prefecto (gobernador) de Cochabamba porque fue elegido por el "voto de la ciudadanía", por lo que pidió a los manifestantes que piden su dimisión que respeten la "institucionalidad democrática"

De esta manera, el Gobierno boliviano rechaza la moción de censura que organizaciones vecinales, de campesinos y cocaleros impusieron a Reyes Villa, un claro opositor al mandatario Evo Morales, durante un cabildo celebrado ayer en el que además crearon un 'Gobierno Prefectural Revolucionario' que reemplazaría la gestión del actual prefecto.

García Linera aseguró que el Estado boliviano no da crédito a estas acciones y reiteró que la revocatoria de los mandatos se debe hacer a través de un referendo popular que está establecido en la Constitución.

"Si bien las protestas son legítimas, depende de nosotros respetar las normas y reglas democráticas que sostienen el actual proceso. El Gobierno no irá contra el voto democrático", manifestó a los medios de comunicación durante una rueda de prensa en La Paz.

Reyes Villa regresó ayer por la noche a Cochabamba para reanudar sus funciones como máxima autoridad de este departamento después de haber pasado varios días en Santa Cruz. A su vuelta, aclaró que no piensa negociar su cargo con el Gobierno central, aunque sí está dispuesto a someterse a referéndum. Sin embargo, el diario local 'La Razón' señaló que el gobernador decidió finalmente delegar sus funciones a su secretario general, Jhonny Ferrel, mientras se restituye la calma en la ciudad.

A este respecto, el vicepresidente de Bolivia insistió en que Reyes Villa "sigue siendo el prefecto aunque esté en Santa Cruz" por que "nos guste o no nos guste, nos caiga bien o no, nosotros respetaremos a las personas elegidas mediante el voto democrático".

Medios locales informaron hoy que la situación en Cochabamba se encuentra en "relativa calma y normalidad", aunque no descartan la posibilidad de que se produzcan nuevas protestas ante el anuncio de los grupos del oficialismo que insisten en la dimisión del dirigente opositor.

PREFECTO DE LA PAZ NO RENUNCIARÁ

Por su parte, el gobernador de La Paz, José Luis Paredes, reiteró que no piensa renunciar a su cargo pese a que hoy vence el lapso de 48 horas que le dieron grupos de cocaleros y campesinos el pasado martes durante un cabildo abierto celebrado en este departamento.

Paredes sugirió al presidente boliviano que convoque a los nueves prefectos opositores -incluyéndole a él- para discutir la problemática que existe en estas provincias y resolver finalmente las diferencias políticas a fin de "pacificar el país" y evitar que ocurran más hechos violentos.

Morales dijo el martes a los dirigentes del cabildo en el que se pidió la dimisión del gobernador de La Paz que esperen a que se cumpla el período que indica la Constitución para convocar entonces un referéndum revocatorio y decidir por votación popular la retirada de Paredes.