Actualizado 21/03/2006 18:44:32 +00:00 CET

Bolivia.- El Gobierno será "duro" con las movilizaciones que busquen "atentar contra la unidad y estabilidad" del país

LA PAZ, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno del presidente Evo Morales dijo que utilizará las fuerzas legítimas del Estado contra aquellas movilizaciones que, a su juicio, busquen "atentar contra la unidad e integridad del país" y su "estabilidad democrática".

"Vamos a ser duros en el sentido de que aquellas movilizaciones que nos parezca atentan contra la estabilidad democrática, contra la unidad e integridad del país, las vamos a denunciar al país y, si es necesario, en algún momento acudiremos a la fuerza; una fuerza legítima como Estado", manifestó el viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Alfredo Rada, ex funcionario de una Organización No Gubernamental.

El vicepresidente de Bolivia, Alvaro García, denunció el sábado, durante un encuentro del Movimiento Al Socialismo (MAS) celebrado en Cochabamba, una conspiración de la derecha conservadora contra las últimas iniciativas del Gobierno y anunció "mano dura" contra ella.

Rada precisó que esta posición también se traducirá en una respuesta "muy franca" a los sectores sociales con demandas legítimas. "Se les explicará las reales posibilidades y limitaciones del Gobierno para atender sus requerimientos", aclaró, según informaciones del diario local 'El Mundo' recogidas por Europa Press.

El viceministro, en una conferencia de prensa, explicó que las denuncias de conspiración del vicepresidente García deben ser vinculadas con acciones de movilizaciones sociales impulsadas sin mayores motivaciones que el buscar generar conflictos.

El dirigente de los padres de familia y concejal suplente de Podemos, Franklin Lavayen, fue identificado como parte de acciones relacionadas con la supuesta conspiración y atribuidas a la derecha conservadora, tras movilizar a padres de familia a pesar de que el Gobierno Morales se comprometió a dar más recursos a la educación.