Actualizado 22/08/2006 20:48 CET

Bolivia.- Los indígenas guaraníes mantendrán la toma simbólica del gasoducto de Transierra al menos hasta este viernes

Los indígenas proponen a Transierra pagar hasta este viernes unos 4,5 de los 9 millones de dólares que demandan y el resto en cinco años

LA PAZ, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los cerca de 300 indígenas guaraníes que desde hace nueve días mantienen tomada la estación Parapetí del gasoducto Yacuiba-Río Grande (GASYRG) --propiedad de la petrolera Transierra, de la que son copropietarias la brasileña Petrobras, la hispano-argentina Repsol y la francesa Total-- mantendrán esta medida simbólica al menos hasta este viernes, cuando está previsto se reinicien las negociaciones con el Gobierno de Evo Morales para resolver en conflicto.

Los indígenas, miembros de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), se sentaron anoche a dialogar con las autoridades bolivianas y propusieron que Transierra pagase hasta este viernes unos 4,5 de los 9 millones de dólares que demandan por dejar funcionar en sus tierras el gasoducto. El resto debería abonarse en cinco años.

Tras cinco horas de reuniones, el gerente de Transierra, Marcos Beniccio, anunció que consultaría la propuesta indígena con las empresas accionistas y con el ente financiador, el Banco Mundial.

Mientras tanto, según la prensa local, al gasoducto situado 30 kilómetros al sur de Charagua, en la zona de Tarenda, llegaron esta mañana dos camiones con activistas que se solidarizaron con la iniciativa indígena y reforzarán la toma simbólica del lugar.

El Gobierno brasileño confía en que las negociaciones permitan la pronta desocupación de la estación y el restablecimiento de las condiciones necesarias para el normal funcionamiento del gasoducto.

BRASIL SIGUE LAS NEGOCIACIONES

En un comunicado difundido hoy por el Ministerio de Exteriores brasileño, el Ejecutivo presidido por Luis Ignacio 'Lula' da Silvainformó de que están siguiendo "con gran atención" las negociaciones en curso entre el Gobierno de Bolivia y los líderes de la comunidad indígena guaraní".

Por su parte, la casa matriz de Petrobras confirmó que el suministro del combustible boliviano está siendo "normal" a pesar de la toma simbólica del gasoducto, según la estatal Agencia Brasil.

Así lo informaron también desde Bolivia el gerente Comercial de Transierra, Jorge Boland, y el director de Industrialización y Comercialización de Hidrocarburos, Mariano Dupleich, quienes dijeron que las válvulas del GASYRG continúan abiertas, según informaciones la Agencia de Noticias Fides (ANF) recogidas por Europa Press.

Asimismo, el Gobierno del presidente Evo Morales garantizó las operaciones normales de transporte de gas a Brasil

El gasoducto Yacuiba-Río Grande, que cubre una longitud de 432 kilómetros y tiene una capacidad de transporte de 18 millones de metros cúbicos diarios (MCD), transporta gas desde los megacampos de San Alberto, San Antonio (Sábalo) y Margarita.