Publicado 23/10/2021 17:44CET

Bolivia.- Investigan a dos policías de una cárcel de Bolivia por la muerte de un preso bajo torturas

Archivo - Un vehículo de la Policía de Bolivia
Archivo - Un vehículo de la Policía de Bolivia - POLICÍA DE BOLIVIA - Archivo

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades bolivianas han informado de la apertura de una investigación a dos policías y cuatro reclusos de la cárcel de San Pedro de Chonchocoro, acusados de las torturas y vejaciones que desembocaron en la muerte de uno de los presos, identificado como Cristofer Quispe. Además ha sido reemplazado el alcaide.

El Ministerio de Gobierno ha ordenado la detención de los cuatro sospechosos, investigar a los dos guardias involucrados y la retirada del conocido como "bus de la tortura", informa el diario boliviano 'Página Siete'.

Quispe murió tras ser torturado en el autobús por el teniente Wilson P. A., quien le habría propinado una brutal paliza. La agresión se repitió la noche del sábado y al día siguiente el recluso apareció muerto en una celda, según el informe del Servicio de Prevención contra la Tortura (SEPRET).

El SEPRET ha pedido a la Fiscalía iniciar de oficio una investigación contra el funcionario por el delito de vejámenes y torturas infligidos al privado de libertad.

El Ministerio Público ha abierto así causa penal contra cuatro reclusos y dos policías, quienes también serán investigados por el delito de asesinato.

El director nacional de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, ha explicado que hay denuncias de violencia en el interior de Chonchocoro y que trabajan en estos casos el SEPRET y la Defensoría del Pueblo.

"Tenemos acá un bus que ya no está en funcionamiento. Ése se utilizaba para llevar a las audiencias a los privados de libertad. Hoy (ayer) hemos pedido a la dirección departamental que se haga sacar del centro penitenciario este vehículo para evitar (violencia) porque los privados de libertad, es verdad, han denunciado que este bus sería utilizado para ejercer violencia", ha indicado Limpias.

Los reclusos y los familiares de Quispe denunciaron que ese autobús era usado por los policías para actos de tortura. También se difundieron fotografías en redes sociales en las que aparece un reo esposado a ese vehículo e imágenes del propio Quispe encadenado.

Limpias ha explicado que los reos también han denunciado que existiría un quinto reo involucrado en la agresión a Quispe y que se procederá con las investigaciones al respecto. Este quinto preso habría sido golpeado por otros reclusos.

Por su parte, el director nacional de Seguridad Penitenciaria, Marco Antonio Gutiérrez, ha anunciado que el alcaide de la cárcel de Chonchocoro, Miguel Zambrana, ha sido reemplazado y su cargo lo ocupará Jhonny Alarcón Ticona.