Oposición en Bolivia critica gasto en la Cumbre G-77 más China

Actualizado 10/06/2014 20:16:27 CET
El presidente Morales ha invitado a los madatarios de la G77 para ir a Bolivia
Foto: REUTERS

LA PAZ, 10 Jun. (Notimérica/EP) -

   Bolivia ha invertido más de 76 millones de dólares en la organización de la Cumbre G-77 más China a la que 27 mandatarios de Estado han confirmado su presencia. Sectores opositores y analistas cuestionan el monto invertido en un evento que durará solo unos días y no en sectores tales como educación o salud.

   El Gobierno nacional ha aportado cerca de 23 millones de dólares, la Gobernación de Santa Cruz, ciudad sede del encuentro, unos 26 millones, la Alcaldía 18 millones de dólares, la provincia Warnes, que alberga el aeropuerto internacional de Viru Viru, ha aportado 3 millones de dólares y los empresarios privados 8 millones de dólares, según ha informado El Deber.

   La inversión se ha destinado a obras tales como la construcción de carreteras, ampliación y mejora del Aeropuerto Internacional Viru Viru, compra de helicópteros y arreglos de las instalaciones donde se desarrollará el evento mundial. Asimismo, el dinero se empleará en alimentación, transporte, publicidad y gastos operativos.

   Los políticos de la oposición al Gobierno han expresado su desacuerdo con los montos invertidos debido a que los consideran sumamente altos y piden la realización de una auditoría para conocer detalles de cómo se está gastando el dinero público.

   A criterio de los legisladores, María Elva Pinckert, Jéssica Echeverría y Moisés Salces, todo el dinero invertido pudo ser mejor empleado, sobre todo en obras que beneficien más a la población.

   Según denuncias de los legisladores, el Gobierno está pagando los viáticos para los visitantes internacionales, situación que fue aclarada por el embajador adjunto ante las Naciones Unidas para coordinar la cumbre, Reymi Ferreira, que ha dicho que sólo se están cubriendo los gastos de hostelería, alimentación y transporte interno de los presidentes y representantes oficiales.

   "Muchos de los dignatarios que llegarán a la cita internacional vienen en sus aviones", ha destacado Ferreira.

    El analista Juan Callaú, que organizó en años anteriores la Cumbre de las Américas de Desarrollo Sostenible y la XIII Cumbre Iberoamericana, ha manifestado que la cifra invertida es alta y ha indicado que para hacer comparaciones es necesario conocer los gastos operativos de la cita internacional.

   "La cifra me parece alta, teniendo en cuenta que hay otras necesidades, como la mejora en hospitales, donde hay gente durmiendo en los pasillos. La pregunta es ver si esto se puede canalizar mejor para otras opciones", ha acotado.

   A criterio del economista Gary Rodríguez, "no se puede decir que las cifras son exageradas, pero sí pueden haber sido utilizadas en otras acciones", y ha expresado que el beneficio de la cita será intangible.