Publicado 18/03/2021 05:06CET

Bolivia.- La Justicia de Bolivia dicta seis meses de prisión preventiva para Mendieta por el caso 'golpe de Estado'

17 March 2021, Bolivia, La Paz: People wave flags of Bolivia during a protest against the arrest of Bolivia's former interim president Jeanine Anez and other ex-ministers. A group of doctors took part in the rally, calling for the repeal of a new law whic
17 March 2021, Bolivia, La Paz: People wave flags of Bolivia during a protest against the arrest of Bolivia's former interim president Jeanine Anez and other ex-ministers. A group of doctors took part in the rally, calling for the repeal of a new law whic - Radoslaw Czajkowski/dpa

Piden la salida de prisión de Jeanine Áñez por su mal estado de salud

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Justicia de Bolivia ha dictado seis meses de prisión preventiva para el excomandante del Ejército Jorge Mendieta por su presunta vinculación con el caso 'golpe de Estado', mientras la familia de la expresidenta Jeanine Áñez ha pedido su salida de la cárcel por su mal estado de salud, si bien el Régimen Penitenciario ha informado que se encuentra estable.

Mendieta, sobre quien la Fiscalía ha presentado cargos de terrorismo, sedición y conspiración en relación a los acontecimientos desencadenados tras las elecciones generales de 2019, será enviado a la cárcel debido al riesgo de fuga y obstaculización en el caso, que se abrió a partir de una denuncia de la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty, según recoge el medio boliviano 'Los Tiempos'.

Este ha sido el dictamen tras una audiencia cautelar este miércoles, 48 horas después de que fuese detenido por el Ministerio Público. Así, se une en prisión preventiva al que fuera jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, Flavio Arce San Martín, ya ha sido enviado a la cárcel.

Mendieta formaba parte del Alto Mando cuando el excomandante Williams Kaliman "sugirió" la renuncia de Morales en 2019. Sobre este último también pesa una orden de arresto, así como contra el excomandante Sergio Orellana y el excomandante de la Policía Yuri Calderón.

Por otra parte, Jeanine Áñez continúa en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes mientras su familia reclama su salida por su mal estado de salud.

El director del Régimen Penitenciario, Carlos Limpias, ha asegurado que la expresidenta tiene a personal de salud a su disposición y se encuentra estable, si bien su abogada, Norka Cuéllar, ha precisado que está siendo asistida con oxígeno.

"La familia está desesperada, la doctora Jeanine Áñez continúa mal de salud, está muy afectada, está con un semblante muy caído", ha explicado, para avanzar que este jueves solicitará vía judicial que su clienta sea valorada por un especialista fuera del penal, según recoge 'La Razón'.

Además de Áñez, permanecen en prisión preventiva también los exministros de Justicia Álvaro Coímbra y de Energía Rodrigo Guzmán, todos acusados de presuntos delitos de sedición, terrorismo y conspiración.

YERKO NÚÑEZ LLAMA A LAS PROTESTAS

Por otro lado, este miércoles el exministro de la Presidencia Yerko Núñez, sobre quien también pesa una orden de detención en el marco de esta investigación, se ha declarado en la clandestinidad con motivo de lo que ha llamado "una persecución política".

A través de un comunicado en su perfil de Facebook, Núñez ha relatado que vive en "condiciones inhumanas" y ha denunciado que las "instituciones judiciales y fiscales están siendo usadas por el poder político para perseguir opositores violando el principio, derecho y garantía constitucional del debido proceso y presunción de inocencia".

Núñez ha pedido así al "pueblo boliviano no dejar de claudicar sus voces para mantener en vigencia la democracia y resistir nuevamente la tiranía", una petición hecha en referencia a las protestas que rechazan las aprehensiones llevadas a cabo por el caso 'golpe de Estado', las cuales se han sucedido este miércoles nuevamente.

Igualmente, Núñez ha destacado la movilización de la Organización de Estados Americanos (OEA), sobre cuyo secretario general, Luis Almagro, el Gobierno de Bolivia estudia la posibilidad de emprender acciones legales por lo que considera como "persistentes acciones de injerencia" en el país.

En un comunicado compartido por la OEA el lunes, Almagro ponía en duda la independencia de la Justicia boliviana y proponía la creación de una comisión internacional que asuma las investigaciones sobre corrupción. Asimismo, pedía la liberación de Áñez y los exaltos cargos que están en prisión preventiva.

En este sentido, este miércoles el Senado de Bolivia ha aprobado una declaración en la que "rechaza de manera contundente y categórica las acciones intervencionistas e injerencistas" de Almagro. "Se solicitará a los Estados miembros de la organización, investigar, evaluar y reconducir el rol de su secretario general que ha perdido toda objetividad y legitimidad al asumir un posicionamiento absolutamente político y personal frente a las diferentes problemáticas de los países de la región", ha continuado el documento.

Otros países de Latinoamérica se han expresado ya sobre la postura del secretario general de la OEA, como México, que ha alertado de que este está creando "un peligroso precedente", por lo que ha pedido que evite "posicionamientos que busquen tener injerencia en los asuntos internos" de la nación andina.