Publicado 08/12/2021 05:00CET

Bolivia.- La Justicia boliviana niega a Jeanine Áñez el cese de la prisión preventiva

Archivo - La expresidenta boliviana Jeanine Áñez
Archivo - La expresidenta boliviana Jeanine Áñez - XINHUA / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Justicia de Bolivia ha negado este martes a la expresidenta Jeanine Áñez la solicitud de cese de la detención preventiva que cumple por el caso 'golpe de Estado I' acusada de sedición, terrorismo y conspiración por su papel en la crisis postelectoral de 2019.

El juez Luis Fernando García ha tomado esta decisión tras una audiencia de más de cuatro horas en la que la defensa de la exmandataria ha solicitado la detención domiciliaria, informa el medio boliviano 'La Razón'.

En su intervención, Áñez ha reclamado al juez "que actúe con valor y a derecho" ante la "crisis de objetividad y lealtad" y el "total sometimiento del Poder Judicial y de la Fiscalía al Gobierno".

"Soy una presa política y quiero que me devuelva mi libertad", ha clamado la expresidenta, cuya defensa ha sustentado su petición de pasar a detención domiciliaria al considerar que los riesgos procesales, como el de fuga y obstaculización en las investigaciones, no fueron fundamentados en su arresto.

García ha optado por mantener los riesgos procesales, una decisión que ahora la defensa de Áñez apelará y para la que ha pedido complementaciones. De haberse concedido la libertad, la exmandataria habría continuado en prisión igualmente, ya que tiene que cumplir otra orden de detención preventiva por el caso 'golpe de Estado II'.

Áñez lleva en prisión preventiva desde el 15 de marzo, acusada de sedición, terrorismo y conspiración por su rol en el marco de la crisis postelectoral de 2019. Las autoridades bolivianas investigan el caso, conocido como caso 'golpe de Estado', tras la denuncia de la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty.

CRISIS POLÍTICA EN BOLIVIA

Bolivia había celebrado previamente unas elecciones generales en las que el expresidente Evo Morales se proclamó vencedor, pero su principal rival, Carlos Mesa, que quedó segundo, denunció un "fraude gigantesco".

Las partes accedieron a que la Organización de Estados Americanos (OEA) realizara una auditoría con la que detectó "irregularidades". Posteriormente, Morales presentó su dimisión en medio de una ola de violencia que dejó más de 30 muertos. Jeanine Áñez, entonces 'número dos' del Senado, se proclamó presidenta interina para llenar el vacío de poder.

Sin embargo, Bolivia volvió a celebrar elecciones presidenciales el 18 de octubre de 2020, fecha pospuesta en varias ocasiones a causa de la pandemia de la COVID-19. En los comicios, Arce, candidato del partido de Morales, Movimiento Al Socialismo (MAS), ganó en primera vuelta con más del 55 por ciento de los votos.