Publicado 03/04/2021 07:01CET

Bolivia.- Líderes latinoamericanos apoyan las acusaciones de "injerencias" del Gobierno de Bolivia contra OEA y EEUU

Archivo - Venezuela.- Maduro y Fernández acudirán a la toma de posesión de Arce como presidente de Bolivia
Archivo - Venezuela.- Maduro y Fernández acudirán a la toma de posesión de Arce como presidente de Bolivia - JULIETA FERRARIO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Líderes latinoamericanos han emitido una declaración de apoyo a las acusaciones de injerencias en asuntos internos de Bolivia por parte del Gobierno del país contra el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

Entre los firmantes de esta declaración se encuentran los expresidentes latinoamericanos Luiz Inácio Lula da Silva, Fernando Lugo, Dilma Rousseff, Rafael Correa, José Pepe Mujica, Evo Morales, Ernesto Samper, Leonel Fernández, Manuel Zelaya, Salvador Sánchez, Álvaro Colom y Vinicio Cerezo así como otros líderes de la región como Jorge Taina, Ricardo Patiño, Adolfo Pérez Esquivel, entre otros.

En total, doce expresidentes, ocho políticos y 22 personalidades suscribieron la declaración titulada 'Rechazo a la injerencia en Bolivia' respecto a los comunicados de la OEA emitidos hace dos semanas en el que se planteaba crear una comisión internacional que investigue los casos de corrupción en Bolivia desde el gobierno de Morales hasta la actualidad y se cuestiona el sistema judicial boliviano.

Estas propuestas han sido tildadas como una "intromisión en los asuntos internos" de Bolivia así como los firmantes han considerado que "exceden" las funciones del secretario general de la OEA e "ignoran el funcionamiento del sistema interamericano".

"Denunciamos y rechazamos con vehemencia esta nueva maniobra contra un gobierno elegido democráticamente", ha continuado el comunicado tras describir el proceso electoral de 2019 en Bolivia como "un golpe de Estado de lamentables consecuencias".

Asimismo, también se han manifestado preocupados por las recientes declaraciones del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, quien consideran que "desconoce la recuperación democrática institucional e interviene en asuntos" de Bolivia.

La semana pasada Blinken expresó su preocupación ante indicios de "comportamiento antidemocrático". "Hacemos un llamado al Gobierno boliviano para que deje claro su apoyo a la paz, la democracia y la reconciliación nacional, incluso liberando a los exfuncionarios detenidos en espera de una investigación independiente y transparente", apuntó Blinken.

Por su parte, la declaración de los líderes latinoamericanos ha sido agradecida por el presidente de Bolivia, Luis Arce, quien ha indicado en su perfil de Twitter que "el golpe de Estado sufrido en Bolivia en 2019" fue "favorecido" por Almagro.

"En 2019 Bolivia sufrió un Golpe de Estado favorecido por Almagro, dejando muertos, cientos de heridos, encarcelados y perseguidos políticos", ha compartido Arce, a lo que ha añadido que "exigimos respeto a nuestra democracia, recuperada en 2020, gracias a la resistencia del pueblo boliviano".

Tras la detención de Áñez el pasado 15 de marzo, acusada de sedición, terrorismo y conspiración por su rol en el marco de la crisis postelectoral de 2019, Estados Unidos, la Unión Europea, la Conferencia de Obispos Católicos de Bolivia y organizaciones bolivianas e internacionales han planteado públicamente serias dudas sobre la legalidad de las acciones del Gobierno de Bolivia en este caso.

Contador