Bolivia.- López Aguilar traslada a su homóloga boliviana la preocupación del Gobierno por la nacionalización

Actualizado 23/05/2006 21:54:20 CET

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, trasladó hoy al Gobierno boliviano la preocupación del Ejecutivo socialista por la situación creada tras las medidas adoptadas por el presidente de Bolivia, Evo Morales, en el sector de los hidrocarburos que afectan a diversas empresas españolas como Repsol, durante una reunión con su homóloga boliviana, Casimira Rodríguez, y con el vicepresidente del Ministerio de Gobierno, Rafal Puente, a quienes propuso un acuerdo de cooperación judicial, civil y mercantil entre ambos países para reforzar la seguridad jurídica.

Respecto a la propuesta, López Aguilar planteó a la ministra boliviana la negociación de un Convenio de Asistencia Judicial, Civil y Mercantil, que facilite la cooperación judicial en este ámbito para perfeccionar el marco convencional ya existente entre ambos países.

Ambos ministros abordaron también la posibilidad de impulsar la colaboración en el ámbito de la justicia, sobre todo en la formación de jueces y fiscales con el desarrollo de un conjunto de medidas, que incluiría la asistencia española en el proceso de reformas institucionales del Gobierno de Evo Morales.

Igualmente, el titular de Justicia ofreció la disposición de la Administración española a colaborar en los trabajos de la Asamblea Constituyente, tanto en el plano técnico como constitucional.

CALIDAD DE LA DEMOCRACIA

En la inauguración del seminario, López Aguilar aseguró que el objetivo de la cooperación para el desarrollo en el ámbito de la Justicia es "la promoción de la calidad de la democracia y el respeto a los derechos fundamentales, desde una participación real y efectiva de la ciudadanía, así como el ejercicio y respeto de los Derechos Humanos", tal y como vienen reconocidas en el marco de las Naciones Unidas.

Asimismo, el ministro enumeró en su discurso algunos problemas que afectan al ámbito de la justicia que podrían ser corregidos a partir de las respectivas aportaciones europeas e iberoamericanas. En concreto, se refirió a la independencia del Poder Judicial, la congestión judicial, la escasez de recursos, la ausencia de sistemas modernos de organización o la limitación y deterioro de la infraestructura física, entre otros asuntos.