Publicado 09/08/2020 01:42CET

Bolivia.- El MAS presenta tres condiciones para aprobar la nueva fecha de las elecciones generales de Bolivia

Bolivia.- El MAS presenta tres condiciones para aprobar la nueva fecha de las el
Bolivia.- El MAS presenta tres condiciones para aprobar la nueva fecha de las el - Marcelo Perez del Carpio/dpa

MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El candidato a la Presidencia de Bolivia por el Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, ha presentado este sábado tres condiciones para que la formación política del expresidente Evo Morales apruebe la nueva fecha electoral, tras varias modificaciones por la crisis de la COVID-19, se fijaron para el 6 de septiembre.

"Cada día que pasa se aleja más la fecha de elecciones prevista para el 6 de septiembre; nosotros vemos claramente que no se va a poder cumplir", ha dicho Arce durante una rueda de prensa en la que también ha insistido en el diálogo como única manera para fijar una nueva fecha.

Acompañado por el otrora ministro de Asuntos Exteriores de Morales y ahora segundo de la candidatura del MAS, David Choqeuhuanca, Arce ha señalado que la nueva fecha electoral debe estar sujeta y recogida en una nueva ley, a la vez que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) debe garantizar que sea "definitiva para que el pueblo boliviano pueda recuperar la democracia".

A su vez, la nueva fecha electoral debe contar con el "aval, el auspicio y las garantías" avaladas por la comunidad internacional.

"El único camino que tenemos los bolivianos para poder determinar la fecha de elecciones en las que todos podamos concurrir a recuperar la democracia, es el diálogo, y exhortamos al diálogo", ha insistido Arce.

A la espera de conocer si el MAS aceptará o no la invitación al diálogo convocado por la presidente interina Janine Áñez, Arce ha subrayado que su fuerza política apoyará todas las medidas que se presenten para solventar la crisis política y social que vive a día de hoy el país.

Áñez ha convocado para este domingo un "diálogo político nacional" con autoridades, políticos y sindicalistas en plena crisis por la pandemia y por la polémica fecha de la celebración de las próximas elecciones en el país, el gran intento de restaurar el orden constitucional roto tras la dimisión forzada el año pasado de Morales en medio de un pronunciamiento militar.

"Como presidenta convoco a un diálogo político nacional para mañana (domingo) 9 de agosto de 2020, a las 09.00 (hora local), en el Palacio de Gobierno", señaló Áñez, mediante una misiva recogida por la Agencia Boliviana de Noticias (ABI), en lo que se trata de su primera oferta de diálogo entre sectores desde su autoproclamación el año pasado como mandataria.

"El objetivo de este diálogo es confirmar la fecha electoral y suspender los bloqueos que están impidiendo el paso de oxígeno para los pacientes con Covid-19. Y por eso, es un diálogo por la vida", ha declarado este sábado la mandataria durante una comparecencia en el Palacio de Gobierno.

BLOQUEOS Y MANIFESTACIONES DE LOS SINDICATOS

El país lleva tres días bajo amenazas de intervención del Gobierno contra los bloqueos a las carreteras que comenzaron en lunes por la Central Obrera Boliviana (COB), que exige elecciones a corto plazo, y no en octubre, como ha fijado el TSE. La fecha no contenta a nadie: para los sindicatos queda demasiado lejos y para el Gobierno no es tiempo de celebrarlas por el impacto de la pandemia.

Al encuentro han sido invitados responsables del TSE, la COB, todos los candidatos a presidente y vicepresidente y los líderes del Senado y la Cámara de Diputados. La Iglesia Católica asistiría como observadora.

La huelga de la COB, y especialmente los bloqueos de rutas principales y secundarias, han mermado el Gobierno de Áñez y al propio TSE, con efectos en la actividad económica y en la lucha contra la pandemia de la COVID-19.

Esta sábado se han registrado más un centenar de bloqueos en carreteras de los nueve departamentos del país, iniciados por sindicatos campesinos y reforzados en las últimas horas por mineros y organizaciones urbanas de vecinos, según medios locales.

Aunque los responsables de los bloqueos permitieron desde el jueves el paso de vehículos con diversos materiales médicos, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, ha avisado este sábado que hay una peligrosa escasez de oxígeno para los pacientes en cuidados intensivos.

El líder de la COB, Juan Carlos Huarachi, ha replicado que la escasez de medicamentos, oxígeno y otros materiales sanitarios era un problema que el Gobierno no podía resolver desde marzo, y no causado por los bloqueos.

Sobre el día de las elecciones, motivo original de las protestas, el dirigente sindical ha lamentado que el TSE no haya aceptado "ni volver a la fecha del 6 de septiembre, ni dar plenas garantías de que se cumplirá efectivamente la fecha del 18 de octubre".

Áñez también ha criticado también al TSE, al que ha acusado de "jugar con la fecha" y ha dado a entender que para el Gobierno el 18 de octubre no sería definitivamente el día de la votación.

Los comicios estaban convocados en principio para el 3 de mayo y fueron pospuestos sucesivamente para el 2 de agosto y el 6 de septiembre, a causa de la pandemia.

Según el calendario electoral más reciente publicado por el TSE, la posesión del nuevo gobierno democrático se realizará en diciembre, lo que significaría que Áñez estará más de un año en el poder, en vez de los tres meses de transición que manda la Constitución.