Medio centenar de policías resultan heridos tras intentar desbloquear una carretera cortada por campesinos

Actualizado 17/11/2012 0:21:44 CET

LA PAZ, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de medio centenar de agentes de la Policía boliviana han resultado heridos este viernes mientras intentaban desbloquear la carretera que comunica las ciudades de Cochabamba y Santa Cruz, cortada por habitantes de la localidad de Colomi --centro del país-- que protestan por el nuevo censo que prepara el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

A juicio de los campesinos de Colomi, este nuevo recuento les hará perder tanto territorio como población en favor de un pueblo vecino, el de Villa Tunari. Estos supuestos cambios variarían los recursos que reciben cada uno de estos municipios.

Decenas de agentes llegaron a la zona este viernes por la mañana para intentar despejar la carretera pero, según el comandante de la Policía en el departamento de Cochabamba, Erwín Montaño, fueron rodeados y agredidos con piedras y palos. Montaño ha denunciado que fueron "brutalmente reprimidos" por la población de Colomi, que inclusó obligó a los agentes a refugiarse en cerros cercanos.

Los enfrentamientos se han saldado con 56 policías heridos, dos de ellos con lesiones graves en la cabeza. Además, el "triste desenlace" se completa con un vehículo quemado y otro volcado, según informaciones recogidas por la agencia de noticias oficial ABI.

El gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo, ha lamentado este suceso y ha pedido a los campesinos "que dejen de lado el bloqueo" y "depongan sus actitudes". Novillo les ha instado a respetar un acuerdo suscrito el miércoles y en base al cual las autoridades dan el conflicto por zanjado, si bien los portavoces de la movilización ya han advertido de que no depoindrán su actitud hasta que acudan a la zona representantes del Gobierno central y del Ejecutivo departamental.