Actualizado 04/07/2006 5:45:00 +00:00 CET

Bolivia.- Al menos cuatro heridos tras un enfrentamiento regionalista en Santa Cruz

LA PAZ, 4 Jul. (EP/AP) -

Al menos cuatro personas resultaron heridas el lunes en un enfrentamiento alentado por sentimientos regionalistas en la oriental ciudad de Santa Cruz, informó el Gobierno.

El viceministro de Gobierno, Rafael Puente, denunció que "las huestes de la Unión Juvenil Cruceñista" arremetieron contra trabajadores de un sindicato, predominantemente del occidente del país, alentadas por la victoria del "sí" en el referéndum del domingo para la creación de gobiernos departamentales (provinciales) autonómicos.

"Grupos organizados de la Unión Juvenil Cruceñista han participado conjuntamente con los dirigentes descontentos de la Central Obrera en la toma ilegal y violenta de la Central Obrera Departamental de Santa Cruz", dijo Puente.

El funcionario no precisó la gravedad de los heridos, pero imágenes de televisión evidencian que algunos sufrieron fuertes palizas.

Indicó que el Gobierno no admitirá que algunas agrupaciones de Santa Cruz cometan desmanes supuestamente porque en ese departamento, según conteos extraoficiales, ganó el "si" en el referéndum del domingo para su gobierno, posiblemente bajo un modelo autonómico idéntico al español.

"Lo que no tiene ningún sentido y el Gobierno central no lo va a permitir es que, ahora, a título de haber ganado el referéndum, huestes irregulares empiecen a atropellar instituciones públicas e intentar apoderarse de lo que, en absoluto, pueden decir que les corresponde", agregó.

Puente también admitió que la Policía fue superada durante las cuatro horas que duró el enfrentamiento en las puertas de la COD, en el centro de Santa Cruz, y advirtió que de repetirse el caso el gobierno podría intervenir con energía. Los agentes emplearon gases lacrimógenos para dispersar a los bandos, sin lograr su objetivo.

El supuesto líder de los atacantes, un sindicalista de nombre Edwin Fernández, señaló que la arremetida obedecía a que la actual dirección de la COD había convertido la sede en una oficina de campaña del oficialista Movimiento al Socialismo, que promovió el "no" en el referéndum.

Al tomar la sede, Fernández desprendió de las paredes los carteles con el rostro del presidente Evo Morales.

El viceministro de Coordinación de Movimientos Sociales, Alfredo Rada, dijo que se trata del incidente más serio tras el referéndum por las autonomías del domingo en que el "no" se impuso en la mayoría de las regiones, según el recuento extraoficial.