Bolivia.- Mesa rechaza la auditoría "en los actuales términos, pactados unilateralmente" por el Gobierno con la OEA

Publicado 30/10/2019 18:47:09CET
El opositor boliviano Carlos Mesa
El opositor boliviano Carlos Mesa - REUTERS / UESLEI MARCELINO

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El candidato opositor Carlos Mesa ha rechazado este miércoles el acuerdo al que han llegado el Gobierno de Evo Morales y la Organización de Estados Americanos (OEA) para que el bloque hemisférico realice una auditoría de los votos emitidos en las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre en Bolivia porque los "actuales términos" han sido pactados "unilateralmente".

"Nosotros no aceptamos la auditoría en los actuales términos, pactados unilateralmente", ha dicho Mesa, ex presidente y ex vicepresidente que en los últimos comicios compitió por la plataforma opositora Comunidad Ciudadana, en un comunicado.

Mesa ha recriminado que el partido gobernante, el Movimiento Al Socialismo (MAS), y la OEA no han consultado "ni al país" ni a la oposición. Así, ha señalado como condiciones para que la oposición acepte la auditoría que el Gobierno acceda a "desconocer" los resultados oficiales ya anunciados y "la necesaria participación de la sociedad civil".

"Nosotros nos debemos a los más de dos millones de electores que nos respaldaron y reconocemos las posiciones de instituciones, sectores cívicos y movimientos sociales que plantean la anulación de las elecciones y manifiestan su desconfianza acerca de la auditoría pactada entre la OEA y el MAS", ha afirmado.

A este respecto, ha subrayado que su posición es "invariable" desde la misma jornada electoral: "Exigimos el respeto de la voluntad popular expresada en las urnas". En su opinión, "esa voluntad se burló en un cómputo fraudulento, tal como reconoció la Misión de Observación Electoral (MOE) de OEA, la Unión Europa y países amigos".

Además, ha denunciado que "el fraude ejecutado por el MAS y su empeño en desconocer la voluntad popular han generado una espiral de violencia de consecuencias que podrían resultar irreparables".

"El ataque de grupos organizados del Gobierno a los ciudadanos, la instrucción de cercar ciudades, bloquear las carreteras, cortar el suministro de agua, decenas de heridos y sangre derramada en nuestras calles son el resultado de la ambición sin límites de Evo Morales y (del vicepresidente) Álvaro García Linera", ha apuntado.

En este contexto, Mesa ha indicado que mantendrá "los mecanismos de coordinación con todos quienes luchan por el respeto al voto popular y la democracia para concertar las mejores salidas a esta crisis política, buscando siempre preservar la paz y evitando la violencia fratricida".

CRISIS ELECTORAL

La crisis se desató la noche del 20 de octubre por la repentina suspensión de la transmisión de los resultados de las elecciones presidenciales celebradas ese día justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y Mesa.

El final del escrutinio ha adjudicado la victoria en primera vuelta a Morales, pero Mesa cree que los resultados oficiales son fruto de un "fraude gigantesco". En un primer momento reclamó una segunda vuelta, pero ahora pide directamente la anulación y repetición de las elecciones presidenciales.

En esta semana, ambos bandos han llamado a la movilización de sus simpatizantes, lo cual ha derivado en enfrentamientos en las calles y quema de tribunales electorales. Morales ha accedido a auditar los votos y este miércoles ha anunciado un acuerdo con la OEA para que el jueves empiece el recuento.

Para leer más