Bolivia.- El ministro de Exteriores aviva la polémica sobre el culto declarándose militante de la "religión cósmica"

Actualizado 27/06/2006 18:40:50 CET

LA PAZ, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, echó el lunes más leña al fuego del debate surgido en el país sobre la definición del Estado en materia de religión al declararse militante de la "religión cósmica" andina.

Esta fue la respuesta que dio Choquehuanca al periodista que le preguntó acerca de las confesiones públicas realizadas sobre este tema por el presidente del país, Evo Morales, y su vicepresidente, Alvaro García Linera, quienes se declararon católicos tras la polémica surgida respecto a la confesión religiosa del Estado en la Asamblea Constituyente que se prevé instalar el próximo 2 de agosto.

El titular boliviano de Exteriores afirmó que, a diferencia de Morales y García Linera, él cree en lo que definió como "religión cósmica", culto basado en la adoración de la Pachamama (Madre Tierra) y el Tata Inti (Padre Sol), según la Agencia de Noticias Fides (ANF).

Por su parte, la ministra de Justicia, Casimira Rodríguez, declaró su fe a la Iglesia Metodista y respaldó la idea de instituir en Bolivia un Estado laico que no asigne religión propia al país, sino que garantiza el libre culto.

Más contundente fue el viceministro Alfredo Rada, quien se confesó católico y reconoció que fue instruido en instituciones educativas de esta Iglesia. "Mi maestro fue Luis Espinal, quien entregó la vida por este país", enfatizó la autoridad, encargada de buscar solución a los conflictos sociales planteados al Gobierno.