Bolivia.-El ministro de Hidrocarburos critica el recurso contra la nacionalización y dice que el proceso "está blindado"

Actualizado 25/08/2006 20:20:50 CET

Soliz Rada, censurado por la oposición pero ratificado por Morales, atacó a Petrobras por ir "contra la nacionalización" de recursos

LA PAZ, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Hidrocarburos y Energía, Andrés Soliz Rada, aseguró este jueves, tras conocer que el Tribunal Constitucional (TC) aceptó el recurso de inconstitucionalidad presentado por dos partidos de la oposición contra el decreto que nacionalizó los recursos en Bolivia, que el proceso "está blindado y nadie podrá revertirlo".

Asimismo ayer, en declaraciones a dos emisoras de radio locales, Soliz acusó a la oposición y a las principales empresas petroleras presentes en el país, entre ellas a la estatal brasileña Petrobras, de haber promovido su censura en el Senado para frenar el proceso de nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia.

El ministro Soliz presentó el miércoles su dimisión tras ser censurado en el Senado --a iniciativa de los partidos opositores Podemos y Unión Nacioinal (UN)-- por supuesta actuación negligente en al menos tres casos de corrupción detectados en la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Horas después, el presidente del país, Evo Morales, lo ratificó en su cargo y aseguró que la censura a Soliz formó parte de un "complot" contra la nacionalización de los recursos naturales del país.

A la polémica se sumó este jueves la decisión del Tribunal Constitucional de admitir la demanda de inconstitucionalidad presentada el pasado 8 de agosto por tres diputados nacionales de Podemos contra del decreto de nacionalización aprobado por el presidente Morales el pasado 1 de mayo. La admisión de la demanda no paraliza la ejecución del decreto de nacionalización, aclaró el órgano judicial, que en 30 días podría dar a conocer un fallo.

EL MAS CONTRA LA CENSURA DE PODEMOS

Soliz Rada intervino ayer en el Senado, donde recibió el respaldo de sus compañeros del Movimiento Al Socialismo (MAS, en el poder) tras ser el miércoles censurado por los opositores Podemos y Unidad Nacional (UN) y ratificado horas después en el cargo por el presidente del país, Evo Morales, quien aseguró que esta iniciativa forma parte del "complot" contra la nacionalización de hidrocarburos.

El jefe de bancada masita, Gastón Cornejo, mostró el texto del recurso de anticonstitucionalidad que Podemos presentó al Tribunal Constitucional, asegurando que el recurso opositor "es exactamente lo que quieren las petroleras para que el pueblo boliviano no pueda recuperar sus recursos naturales".

En este sentido se manifestaron también el resto de los parlamentarios y militantes masistas, quienes le declararon ayer "la guerra" a los representantes del partido de derechas, aseguró Cornejo.

"Se acabó todo. Ya no hay ni amistad con ellos. Llegó la hora de barrer con la corrupción", dijo el jefe del MAS en el Senado, según declaraciones difundidas hoy viernes en el diario local 'El Mundo' recogidas por Europa Press.

SOLIZ ATACA A PETROBRAS

Por su parte, Soliz volvió a atacar a Petrobras al señalar que, como otras petroleras presentes en Bolivia, se halla "en campaña" para liquidar el proceso nacionalizador. Petrobras "está recaudando fondos (...) para hacer fracasar a la nacionalización", cuando el Gobierno se encamina a iniciar negociaciones con las petroleras para que se adecuen al proceso, que debe concluir el próximo octubre, acotó.

En declaraciones a las emisoras locales 'Fides' y 'Erbol', Soliz fustigó también al ex mandatario boliviano (2001-2002) y actual líder del principal partido de la oposición, Jorge Quiroga, al señalar que "tiene intereses" en varias transnacionales y que esa sería la causa por la que su agrupación, Podemos, aportó la mayor cantidad de votos para su censura en el Senado. Sin embargo, resaltó el titular de Hidrocarburos, "no presentó pruebas" de su supuesta negligencia.

El ministro de Hidrocarburos de Bolivia, quien se presenta como principal arquitecto de la nacionalización, fue socio político del gobierno de Hugo Banzer (1997-2001), del que Quiroga fue vicepresidente. En esa gestión, el desaparecido presidente vendió un par de refinerías a Petrobras por 100 millones de dólares.

La censura en el Senado, la primera que sufre un ministro de Morales, parece marcar el primer desacuerdo importante de la oposición con el Gobierno Morales siete meses después de haber asumido el poder en Bolivia. También muestra indicios, según el Gobierno, de que la oposición empieza a agruparse contra el mandatario tras un período de debilidad.