Actualizado 05/12/2006 22:52:24 +00:00 CET

Bolivia.-Los ministros de Medio Ambiente de 34 países de AL firman un documento de cooperación internacional en ese área

SANTA CRUZ DE LA SIERRA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Medio Ambiente de 34 países de América Latina firmaron hoy en Bolivia una declaración que servirá de base para cooperación internacional en temas medioambientales.

Los ministros de los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunieron en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra durante dos días para conversar sobre desarrollo sostenible, protección ambiental, gestión de recursos y mitigación de desastres naturales, informó hoy la oficina de prensa de la OEA.

La "Declaración de Santa Cruz + 10", aprobada por consenso en la Primera Reunión Interamericana de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Sostenible, servirá como nueva herramienta para que los países trabajen conjuntamente para alcanzar metas compartidas en el tema de medio ambiente.

El documento incluye un plan contiene un detallado plan estratégico de acción para optimizar la gestión sostenible de los recursos hídricos, reducir los riesgos de desastres naturales y convertir la promesa de prácticas sostenibles en materia agrícola, forestales y de turismo, en resultados concretos.

La declaración lleva por nombre el décimo aniversario de la Cumbre de las Américas sobre Desarrollo Sostenible de Santa Cruz. "Es evidente que se necesitan, de forma dramática, nuevos enfoques para poder traducir el desarrollo sostenible en acciones que nos ayuden a cumplir con las Metas de Desarrollo del Milenio, que tratan urgentemente dos de los retos que enfrenta el hemisferio -la pobreza y la inequidad", manifestó el secretario Ejecutivo de la OEA para el Desarrollo Integral, Alfonso Quiñónez, quien clausuró la reunión en nombre del Secretario General José Miguel Insulza. "Esta reunión marca un nuevo e importante paso para avanzar la agenda de desarrollo sostenible", añadió.

Al suscribir la Declaración de Santa Cruz, los ministros subrayaron el importante papel que juegan la sociedad civil y los pueblos indígenas para promover el desarrollo sostenible. Previo a la cita ministerial, tuvieron lugar una serie de reuniones y talleres técnicos con representantes de estos grupos con el fin de fortalecer una participación más amplia en el proceso de formulación de políticas. Por medio de las consultas, se produjeron varias recomendaciones que fueron incorporadas en la Declaración.

"Promoveremos, en el marco de la conservación y uso sostenible de los recursos naturales, una amplia participación pública, incluyendo la representación de los diversos sectores de la sociedad, el acceso público a la información ambiental, sobre la base de la no discriminación por género, raza, etnia, nacionalidad, opinión política, religiosa o de otra naturaleza, así como la transparencia institucional y el logro de condiciones que favorezcan el desarrollo social y la democracia", destaca el documento final.

En sus palabras de clausura, Quiñónez reafirmó a los delegados el compromiso de la OEA de continuar trabajando con los países miembros y con organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial y la Organización Panamericana de la Salud para enfrentar los problemas globales de medio ambiente.

Además subrayó la importancia de tomar acciones significativas en un futuro cercano, Quiñónez reiteró que "nuestro trabajo en avanzar el desarrollo sostenible no ha terminado. Debemos procurar que el lenguaje diplomático que reconoce las virtudes del desarrollo sostenible refleje la necesidad imperante de adoptar políticas y programas que respondan a los retos urgentes que enfrenta el hemisferio", acotó.