Actualizado 03/10/2006 01:34 CET

Bolivia.- Morales afirma que Bolivia no se dividirá pese a las "familias que intentan confundir a la población"

El mandatario boliviano dice que será el pueblo en última instancia quien decida si no se definen acuerdos en la Asamblea Constituyente

LA PAZ, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que su país no se dividirá a pesar de las declaraciones de "algunas familias que antes vivían del Estado e intentan confundir a la población", y aseguró que la Asamblea Constituyente tiene el objetivo de "integrar mejor a los bolivianos".

Según subrayó, su propuesta de gobierno es de inclusión. "Quisiéramos que las vivencias de las comunidades originarias se trasladen al Estado mismo, pues dentro del sistema político occidental, el ser autoridad sólo significa actuar para beneficio propio", señaló.

Morales especificó que su gabinete está buscando "un Estado con justicia en el que se practique la igualdad, pero respetando la propiedad privada, un Estado social y comunitario en el que todos tengan los mismos derechos y obligaciones".

En una entrevista a la emisora local 'Radio Patria Nueva' recogida por la agencia 'Bolpress', el presidente boliviano explicó que en el plano económico se busca fortalecer a sectores productivos como las microempresas.

Del mismo modo, indicó que Bolivia no puede seguir siendo simplemente exportador de materia prima, sino que hay que industrializar los recursos y para ello buscar "socios", no "dueños que se apropien de estos recursos y los exploten sólo en beneficio propio".

DECISIÓN DEL PUEBLO

El presidente defendió además la actuación de su partido (Movimiento al Socialismo) en la Asamblea Constituyente, indicando que sus representantes en esta cámara fueron "flexibles" en torno al sistema de votación y ahora plantean un sistema mixto en el que, en última instancia, es el pueblo el que define con su voto. Según recordó Morales, "antes no había voto y el voto universal costó sangre, igual que la Asamblea", por lo que sostuvo que "será el pueblo organizado el que hará respetar a la Asamblea".

No obstante, advirtió que existen sectores que, así como "intentaron hacer fracasar la Ley de Hidrocarburos, ahora tratan de hacer lo mismo con la Constituyente". Sin embargo, consideró como una "muestra de fortaleza" que después de la consulta de los asambleístas a los sectores sociales se haya dado un nuevo impulso a la Asamblea.

En este sentido, insistió en que la Constituyente es refundacional y tiene que tener el "carácter originario y poder ilimitado" para llegar a un "verdadero cambio" y no sólo una reforma constitucional, y consideró que esto será posible con la participación de los pueblos indígenas que tomaron parte de la Guerra de la Independencia, pero no en la redacción de la primera Constitución.

"Ahora esa gente que luchó por la fundación de Bolivia quiere refundar (el país) y tienen esa oportunidad para acabar con la discriminación, con la marginación y explotación, pero particularmente el racismo", indicó al recordar que a su madre no la dejaban entrar a la plaza principal de la ciudad de Oruro y a él no le permitieron asistir a la Feria de Santa Cruz.