Publicado 04/07/2020 05:54CET

Bolivia.- Morales asegura que la eventual alianza entre Mesa y Áñez para las elecciones "cumple instrucciones de Trump"

El ex presidente de Bolivia Evo Morales
El ex presidente de Bolivia Evo Morales - Claudio Santisteban/ZUMA Wire/dp / DPA - Archivo

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Bolivia Evo Morales ha asegurado este viernes que la eventual alianza entre la presidenta interina, Jeanine Áñez, y el expresidente Carlos Mesa para evitar que el Movimiento al Socialismo (MAS) gane las elecciones "cumple instrucciones del Gobierno de (Donald) Trump".

"Cumpliendo las instrucciones del Gobierno de Trump, Mesa y Áñez acordaron un pacto para ir 'juntos' en las elecciones del 6 de septiembre en Bolivia", ha indicado Morales a través de su cuenta en la red social Twitter.

En otro mensaje, el expresidente boliviano ha calificado a Mesa y Áñez como "los protagonistas del golpe de Estado y los responsables de las masacres de la crisis sanitaria y económica" en la nación andina, al tiempo que ha afirmado que "se juntan en conveniencia para reeditar la megacoalición del neoliberalismo".

"Se viene la alianza entre quien antes que enfrentar a las transnacionales pedía limosnas y entre quien, en medio de la pandemia y antes de salvar vidas, hace negocios hasta con los respiradores", ha agregado.

Según ha revelado el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, Áñez hará "muy buenas propuestas" a Mesa. "Habrá sorpresas en los próximos días", ha avanzado.

El candidato presidencial del MAS, Luis Arce, es el mejor posicionado para ganar el 6 de septiembre, con gran ventaja frente a los demás aspirantes, entre los que se cuentan la propia Áñez y Mesa, de acuerdo con las últimas encuestas conocidas.

En su momento, los candidatos anti MAS ya plantearon la necesidad de llegar a consensos para no dividir el voto. El ex líder cívico Fernando Camacho llegó a "dejar en blanco" su candidatura, pero ante la falta de respuesta de sus contrincantes la retomó.

Mesa fue el principal rival de Morales en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre. Sus denuncias de fraude dieron lugar a una auditoría electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) que propició la dimisión del entonces mandatario y desató unos disturbios en las calles que se saldaron con más de 30 muertos.

El 6 de septiembre, Bolivia aspira a superar la crisis abierta por los últimos comicios. En esta ocasión, Morales, que está refugiado en Argentina, no podrá participar, conforme a un acuerdo alcanzado por los partidos en el Congreso.