Bolivia.- Morales carga contra Áñez y Mesa desde Argentina pese a su compromiso de no hacer declaraciones políticas

Publicado 13/12/2019 18:26:56CET
El ex presidente de Bolivia Evo Morales
El ex presidente de Bolivia Evo Morales - Alejandro Guzmán/NOTIMEX/dpa

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente boliviano Evo Morales ha cargado este viernes contra su autoproclamada sucesora, Jeanine Áñez, y los líderes opositores Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, a pesar de que Argentina, donde se encuentra como "refugiado", le ha concedido dicho estatus a condición de que no haga declaraciones políticas.

"El Gobierno 'de facto' de Añez, Camacho y Mesa pretende volver al pasado", ha alertado el líder indígena en Twitter.

Así, ha apuntado que "hablan de privatizar y entregar empresas estratégicas a las transnacionales", revirtiendo con ello "el proceso de cambio que luchó por recuperar los recursos naturales".

Además, ha indicado que el Gobierno de Áñez ha ordenado "desembolsar (...) un crédito de liquidez por un valor de 2.800 millones de bolivianos" para pagar sueldos y aguinaldos, aumentando con ello la deuda interna.

"En menos de un mes, el Gobierno 'de facto' destroza la economía", ha lamentado, al tiempo que ha pronosticado que "pronto estarán pidiendo limosna al Fondo Monetario Internacional".

Morales llegó a Argentina el jueves en calidad de asilado político, si bien el ministro de Exteriores, Felipe Solá, contó que estaba previsto que ese mismo día firmara la condición de refugiado, que solo podía adquirir en territorio argentino.

Solá explicó que, a diferencia del asilo político, el refugio "está normado" y subrayó que una de las reglas que Morales debe cumplir es no hacer declaraciones políticas. No obstante, horas después el antiguo mandatario reaccionaba en Twitter para anunciar que seguirá "luchando por lo más humildes" desde la nación austral.

Los pronunciamientos de Morales fueron un problema durante el mes que estuvo exiliado en México. El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador recibió varias quejas de las nuevas autoridades bolivianas por este motivo. "Esperemos que (...) no ocurra lo que ocurrió en México, que tenía un micrófono abierto", dijo el jueves la nueva canciller, Karen Longaric.

Morales dimitió el 10 de noviembre después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) detectara "irregularidades" en las elecciones presidenciales celebradas el 20 de octubre, desatando con ello una crisis política que aún colea y que el país espera resolver con nuevos comicios.

En un primer momento se instaló en México como asilado político y la semana pasada viajó a Cuba por razones médicas, si bien había pedido al presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, poder quedarse en la nación austral, donde recalaron sus dos hijos, Evaliz y Álvaro, el mes pasado.

Para leer más