Actualizado 17/12/2013 21:47 CET

Morales denuncia la muerte de cuatro personas en erradicación de coca ilegal

LA PAZ, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente boliviano, Evo Morales, ha lamentado este martes la muerte de cuatro personas, tres uniformados y un civil, en un "acto criminal" por parte de personas contrarias a la campaña del Gobierno para erradicar las plantaciones de coca ilegales en el país en el municipio de Apolo, en el departamento de La Paz.

   Morales ha prometido que su Gobierno no abandonará a las familias de las víctimas de la emboscada registrada el fin de semana. "Primero a nombre del Gobierno nacional queremos lamentar y repudiar los hechos en los que cuatro hermanos fueron muertos a bala (...) decirles a las familias que el Gobierno nacional no los va a abandonar", ha afirmado el presidente durante un acto en Tarija, según informa la agencia ABI.

   Según el presidente, la emboscada "inaceptable" fue obra de un grupo armado que se resiste la erradicación de coca ilegal en la localidad de Apolo y se trató de "una acción bien planificada militarmente para un acto criminal".

   De acuerdo con el balance oficial, dos uniformados antinarcóticos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), el oficial de Ejército Oscar Gironda Porres y el policía Johnny Reynaldo Quispe Chura, murieron el fin de semana tras ser alcanzados por sendos disparos.

   Asimismo, fallecieron el médico Michel Olivares y el suboficial Wily Yucra, de la Marina, quienes habían desaparecido tras este suceso y cuyos cadáveres fueron encontrados el lunes en la localidad de Miraflores, a 20 kilómetros de Apolo.

   La Fiscalía ha enviado a Apolo una comisión especial de fiscales, mientras que el ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó ayer de que también ha dado órdenes a la Policía para que forme un grupo especializado para apoyar la búsqueda de los autores materiales e intelectuales del ataque, en el que también hubo catorce heridos de bala.

NARCOTRÁFICO EN LA ZONA

   Apolo está en el norte de La Paz, cerca de la frontera con Perú. El presidente, según el diario 'La Razón', ha revelado que hay informaciones de que podrían haberse trasladado armas desde el país vecino y que las investigaciones preliminares dan cuenta de narcotráfico en la zona en la que estarían involucrados bolivianos y extranjeros.

   "Esta zona durante tanto tiempo, incluso en nuestra gestión era intocable, nadie podría entrar, tiene riesgo, era nuestra obligación sentar presencia de Estado, soberanía en esas fronteras", ha afirmado, precisando que lo sucedido obligará a desplazar presencia militar. "Esto nos va a obligar a crear, trasladar algunos regimientos o crear puestos militares en la fronteras", ha subrayado.

   Un total de trece personas han sido detenidas por los hechos y están detenidos en dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).