Bolivia.- Morales y Mesa votan en una jornada electoral sin incidentes en Bolivia

Publicado 20/10/2019 20:47:19CET
Bolivia.- Morales y Mesa votan en una jornada electoral sin incidentes en Bolivi
Bolivia.- Morales y Mesa votan en una jornada electoral sin incidentes en Bolivi - EUROPA PRESS

La oposición teme movilizaciones si Morales no gana, mientras que el mandatario alerta de un posible golpe de Estado si vence él

LA PAZ, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Bolivia se enfrenta este domingo a las elecciones más inciertas desde hace tres lustros. Un desgastado Evo Morales, después de casi 14 años de Gobierno, se enfrenta en las urnas al expresidente Carlos Mesa (2003-2005), único candidato opositor con opciones de pasar a una segunda vuelta inédita desde 2002.

Los comicios se están desarrollando, por ahora, sin incidencias reseñables. "Somos muy optimistas. Tenemos mucha confianza en la democracia", ha señalado Morales en la mañana de este domingo, tras votar en el Colegio Villa 14 de septiembre en Chapare, Cochabamba

"Quisiera que Bolivia sea un modelo de participar en las elecciones, votando para elegir a sus autoridades", ha añadido Morales, que basa buena parte de su popularidad en el buen desempeño financiero de Bolivia, cuya economía ha crecido a un ritmo del 4,6% medio desde su llegada a la presidencia.

Mesa, su máximo rival en las urnas, ha ejercido su derecho al voto en Mallasilla, una zona del departamento de La Paz. "Evo Morales no va a ganar estas elecciones. Por eso no hay nada que discutir", ha dicho el candidato opositor, mostrando sus dudas sobre la parcialidad del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

"No confío en la transparencia del proceso. El TSE nos ha demostrado que es un brazo operativo del Gobierno. Lamentablemente nuestra desconfianza es muy alta", ha subrayado el escritor.

La sombra de un fraude electoral ha sido muy denunciada por el entorno de la oposición, que decidió en multitudinarios cabildos celebrados recientemente en varias ciudades desconocer las elecciones si los resultados son modificados.

Morales, por otro lado, ha denunciado la preparación de un golpe de Estado si él gana los comicios. "Es lo que más se teme, que salga quien salga va a haber conflicto. Lamentablemente nos caracterizamos por ello. Siempre hay marchas, hay bloqueos. Lo que se teme es que se bloqueen las carreteras y ya no podamos tener insumos", ha confesado Melissa Trujillo, comerciante, en la zona centro de La Paz, tras votar a Carlos Mesa.

"Lo que estamos haciendo es abastecernos lo más que se pueda con cosas enlatadas, porque de que va a haber problemas, va a haber", ha añadido, destacando que ella opta por un cambio.

"Mesa está recogiendo mucho apoyo porque el mismo presidente viene perdiendo gente con lo que ha hecho últimamente, como lo del incendio de la Chiquitania", comenta, refiriéndose a los fuegos en el Amazonas, que han devastado más de cuatro millones de hectáreas, según la Fundación de Amigos de la Naturaleza (FAN), y que parte de los bolivianos creen provocados por decretos aprobados por Morales.

El presidente sigue teniendo mucha popularidad en el ámbito rural, donde realizó grandes inversiones en saneamiento, agua, electricidad y carreteras. La pobreza afectaba al 60% de los bolivianos al inicio de su mandato y ahora aflige al 35% de la población.

"Yo voy a votar a Evo. Él ha sido dignidad, progreso, y más trabajo. Industrialización y bonos solidarios", ha comentado Taydée Callahuara, asalariada en una empresa privada. "Yo he mejorado muchísimo. Ahora soy asalariada y recibo dobles aguinaldos que antes no recibía. He mejorado mi condición social. Hay más dinerito circulante. Podemos adquirir un préstamo en la banca. Y son pagables. Antes no los podíamos pagar", ha destacado.

Ella no cree que vaya a haber malestar social en caso de una reelección presidencial. "Es un sector pequeño de la oposición el que no está de acuerdo con el presidente, y quiere apoderarse de los beneficios que ellos antes gozaban. Ellos se repartían los dineros y nadie sabía. Había mucha corrupción. Nos daban un poco a algunos sectores y el resto se lo repartían", ha apuntado Callahuara.

La popularidad de Morales cayó tras el referéndum de febrero de 2016, en el que preguntó a los bolivianos si estaban de acuerdo en cambiar la Constitución para permitir su reelección por un cuarto periodo. Perdió esa consulta, por escaso margen, pero el Tribunal Constitucional (TC), habilitó su candidatura basando su polémico fallo en los Derechos Humanos del presidente. "Es el único que hay. Por quién más vamos a votar", ha dicho Callahuara.

"La reelección es totalmente inconstitucional", ha señalado, en cambio, el abogado Marcelo Machiacao, todavía con el dedo pulgar negro, tras haber ejercido su derecho al voto. Optó por Mesa, el candidato sobre el que se ha aglutinado una oposición muy dividida. Cuenta con oposición, incluso entre parte de los contrarios a Morales, que le ven como un moderado, al no estar dispuesto a cambiar radicalmente la política económica del país.

"Con Evo no tenemos nada seguro. El día de mañana, si quiere volver a reelegirse, agarra su congreso, agarra su mayoría, y se acabó", ha expuesto. "El único que ha estado enfrentando la corrupción es Carlos Mesa. Ha sabido atacar los puntos flacos del Gobierno. Esperemos que con su candidatura llegue el cambio y la tendencia social deje de ser la del padrino, la del que te ayuda, que tú seas del partido oficialista y seas favorecido, o que, si no lo eres, seas convertido en un enemigo del Estado", ha reclamado el abogado.

Las encuestas han arrojado resultados dispares. Morales lograría, según algunos sondeos, más del 40% de los votos, y distanciaría a Mesa en más de diez puntos, consiguiendo imponerse en primera vuelta según lalegislación electoral, pero otras mediciones acercan a ambos candidatos incluso a menos de ocho puntos, dejando a Morales por debajo de ese 40% de sufragios necesarios para evitar una segunda vuelta.

Para leer más