Bolivia.- Morales pide a los nuevos jueces y magistrados bolivianos trabajar por un Poder Judicial "independiente"

Actualizado 04/01/2012 18:17:45 CET
Evo Morales Con Los Nuevos Jueces Bolivianos.
EUROPA PRESS/ABI

LA PAZ, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente boliviano, Evo Morales, ha pedido a los nuevos jueces y magistrados que juraron el martes sus cargos trabajar por un Poder Judicial "independiente" en esta nueva etapa en la que su Gobierno busca realizar una profunda reforma en el cuestionado sistema judicial de esa nación sudamericana.

Los 28 magistrados, tribunos y consejeros titulares e igual número de suplentes juraron sus cargos en un acto celebrado en la ciudad de Sucre --capital constitucional de Bolivia-- para ratificar la creación de los nuevos Tribunal Supremo de Justicia, Tribunal Agroambiental, Tribunal Constitucional Plurinacional y Consejo de la Magistratura.

Los 56 titulares del Poder Judiciales fueron elegidos el pasado octubre en unos inéditos comicios que no estuvieron exentos de polémica por la elevada cantidad de votos nulos y porque los 115 candidatos fueron escogidos por el Parlamento, controlado por diputados del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS).

En su intervención en el acto, Morales ha defendido este proceso y ha apostado por estos nuevos magistrados y jueces para construir un sistema judicial "independiente" e inclusivo, ahora que, por primera vez, los indígenas y las mujeres tienen una amplia representación en el Poder Judicial.

Uno de los principales retos de los jueces, según Morales, será poner fin a "la discriminación de la justicia", para que no sean los pobres los únicos que vayan a la cárcel, y a los retrasos procesales que han colapsado los tribunales y las fiscalías.

"La justicia no es para la gente que tiene dinero, que tiene influencia política y eso tiene que terminar porque la justicia es para todos", ha enfatizado el mandatario indígena.

De acuerdo a datos oficiales, el nuevo Tribunal Supremo de Bolivia deberá resolver unas 8.880 causas que han quedado pendientes como consecuencia de los retrasos que ha sufrido en los últimos años el sistema judicial.

Los nuevos jueces y magistrados trabajarán a partir de ahora para concretar en un plazo de 36 meses el proceso de transición de las funciones de la antigua Corte Suprema de Justicia al nuevo Tribunal Supremo, así como del Tribunal Agrario Nacional al Tribunal Agroambiental; del Consejo de la Judicatura al Consejo de la Magistratura, mientras el Tribunal Constitucional cederá su lugar al Tribunal Constitucional Plurinacional.

La reestructuración del Poder Judicial forma parte del proceso de cambios que comenzó Morales hace más de tres años con la reforma de la Constitución, aprobada en 2009 en un referéndum popular.