Bolivia.- Morales pide una pausa a los manifestantes para facilitar la auditoría electoral de la OEA

Publicado 31/10/2019 22:03:55CET

Mesa pide a Morales que ordene a los suyos el cese de "las acciones inaceptables de violencia desmedida"

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha pedido este jueves a los manifestantes de ambos bandos, tanto a favor como en contra de su Gobierno, que hagan una pausa en sus protestas con el fin de facilitar la auditoría que la Organización de Estados Americanos (OEA) llevará a cabo en los próximos días sobre los votos emitidos en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre.

"Pido a quienes están en paro y bloqueo levantar y dar cuarto intermedio en sus movilizaciones hasta que la OEA y los delegados de tres países (México, Paraguay y España) den su informe correspondiente", ha dicho Morales en una rueda de prensa, según informa la agencia de noticias oficial ABI.

El líder indígena ha asegurado que no tiene "ningún miedo" al recuento de votos de la OEA --"Nunca montamos un fraude"--. Sin embargo, ha expresado su pesar por los choques entre oficialistas y opositores. "Duele mucho que entre hermanos bolivianos estemos enfrentados", ha declarado.

En concreto, se ha referido a la muerte de dos personas en la provincia de Santa Cruz por enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de su Gobierno. "Lamento mucho (...) Desde acá expresar nuestra condolencia a la familia", ha dicho.

Morales ha vuelto a culpar de la violencia a Mesa, insistiendo en que busca un "golpe de Estado". El primer intento, ha relatado, se produjo el pasado martes pero "el pueblo paceño" lo impidió. "Y, como fracasaron hace dos días, ahora se convocan para hoy otra vez: Rodear la Casa Grande del Pueblo", ha alertado.

Mesa también ha condenado los choques en Santa Cruz. "Quiero expresar mi dolor, mis condolencias, a las familias de Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas, víctimas de acciones con intención de matar", ha manifestado en un vídeo difundido por redes sociales.

Además, ha exigido una "investigación inmediata sobre las responsabilidades de quienes son los autores de esas dos muertes", si bien ha dicho que no cree "en absoluto" en "el Ministerio Público 'masista'", por lo que ha hecho hincapié en que sea "una investigación imparcial e independiente".

En su caso, ha culpado a "militantes del Movimiento Al Socialismo", el partido político de Morales. "Quiero pedirle que dé una instrucción clara de que se eliminen los bloqueos sobre las ciudades y que dé órdenes a estos militantes del MAS que están en estas acciones inaceptables de violencia desmedida que se replieguen y que cesen esos actos", ha reclamado al presidente boliviano.

Asimismo, ha hecho un llamamiento "a los compatriotas que están movilizados en todo el país, que lo están haciendo en defensa del voto y en defensa de la democracia", a que mantengan las protestas pero "cuando se produzcan acciones violentas con evidentes intenciones por parte de militantes del MAS se retiren, que no respondan con violencia". "Nuestra mayor fuerza es la acción pacífica y la acción democrática (...) Con esta filosofía vamos a vencer esta batalla", ha aseverado.

El presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, ya ha contestado al Gobierno. "Esta medida no se va a levantar hasta que Morales renuncie", ha anunciado. "Si bien queremos un gobierno democrático a través de un proceso (electoral), ahora exigimos la renuncia del presidente lo antes posible", ha indicado, tal y como recoge el diario boliviano 'El Deber'.

CRISIS ELECTORAL

La crisis se desató la noche del 20 de octubre por la repentina suspensión de la transmisión de los resultados de las elecciones presidenciales celebradas ese día justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y Mesa.

El final del escrutinio ha adjudicado la victoria en primera vuelta a Morales, pero Mesa cree que los resultados oficiales son fruto de un "fraude gigantesco". En un primer momento reclamó una segunda vuelta, pero ahora pide directamente la anulación y repetición de las elecciones presidenciales.

En estos días, ambos bandos han llamado a la movilización de sus seguidores, lo cual ha derivado en enfrentamientos en las calles y quema de tribunales electorales. La Paz y Santa Cruz son el epicentro de los disturbios.

En este contexto, Morales accedió a una auditoría internacional de los votos emitidos en las elecciones presidenciales que la OEA comenzará este mismo jueves y cuyas conclusiones se conocerán en doce días y serán vinculantes

Mesa ha rechazado el recuento de la OEA porque obedece a un acuerdo "pactado unilateralmente" por el Gobierno y el bloque hemisférico sin tener en cuenta a la oposición. Para dar su 'placet', pide a Morales que renuncie a los resultados oficiales ya anunciados y que incorpore a la sociedad civil al nuevo escrutinio.

El obispo de la diócesis de El Alto, monseñor Eugenio Scarpellini, ha trasladado que La Iglesia Católica boliviana "no está en contra de la OEA ni (de) su trabajo, pero su análisis y su trabajo tienen que demostrar la transparencia o, en su defecto, la falta de transparencia del proceso electoral".

"Frente a la verdad de los hechos no podemos descartar ningún resultado ni ninguna solución, si hay errores probablemente se podrían enmendar, pero si hay delitos electorales procederían a la anulación del proceso como corresponde según la Constitución Política de Estado", ha añadido Scarpellini.

Para leer más