Publicado 25/12/2019 10:47CET

Bolivia.- Morales promete volver a Bolivia antes de la próxima Navidad y carga contra el "Gobierno de facto" de Áñez

El presidente de Bolivia, Evo Morales
El presidente de Bolivia, Evo Morales - REUTERS / AGUSTIN MARCARIAN

BUENOS AIRES, 25 Dic. (Reuters/EP) -

El expresidente de Bolivia Evo Morales ha asegurado que planea regresar a su país en el plazo de un año, antes de la próxima Navidad, al tiempo que ha cargado contra el "Gobierno de facto" que lidera la presidenta interina, Jeanine Áñez.

En una entrevista concedida este martes a Reuters en Buenos Aires, donde reside desde que abandonó Bolivia, el exmandatario boliviano ha dicho que está ayudando a su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), a prepararse para las próximas elecciones.

Miembros del MAS se reunirán en Buenos Aires el domingo para comenzar a elegir a los candidatos que presentarán a los próximos comicios. Cuando se le ha preguntado acerca de sus propios planes y si volvería a Bolivia para el año próximo, Morales ha dicho que no hay dudas al respecto. "Volveré", ha afirmado.

"Por razones de seguridad no podría detallar todo el plan que tenemos para volver a Bolivia. Uno tiene que volver a su país, y no se puede entender; el gobierno de facto, no es de transición", ha explicado.

El exmandatario ha negado que el Gobierno que lidera la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, sea de transición y ha asegurado que se trata de un ejecutivo "de facto". "Si fuera de transición no empezaría a cambiar políticas económicas, programas sociales, solo garantiza (solo debería garantizar) elecciones", ha dicho.

El expresidente ha señalado que está seguro de que su coalición recuperaría la Presidencia de Bolivia. La victoria de Morales en las elecciones de octubre fue anulada debido a las irregularidades detectadas por auditores internacionales.

El escándalo provocó disturbios que causaron decenas de muertos y obligó a Morales a renunciar y abandonar Bolivia a mediados de noviembre para recibir asilo en México, en lo que él ha definido como un golpe de Estado.

El líder indígena ha negado que actuara mal y ha dicho que su único arrepentimiento es que no tuvo información de Inteligencia previa que le alertara sobre la maniobra para desalojarle del poder. "Lamento mucho que ni la Inteligencia de la Policía boliviana, ni de las fuerzas armadas nos advirtieron como se habían preparado para el golpe de Estado", ha indicado.

Los parlamentarios bolivianos han designado un tribunal electoral que se espera que fije el 2 de enero nuevas elecciones en un plazo de 120 días. Los fiscales emitieron una orden de arresto contra Morales por sedición, terrorismo y financiamiento del terrorismo, promovida por el gobierno de la presidenta interina Jeanine Áñez, una exsenadora y opositora de Morales.

Morales ha descartado ser candidato y ha designado a Luis Arce Catacora, su exministro de Economía, y a Andrónico Rodríguez, un dirigente clave del sindicato de cocaleros, como posibles candidatos presidenciales del MAS.