Publicado 24/09/2019 20:24:47 +02:00CET

Bolivia.- Morales reclama en la ONU "un nuevo orden mundial en armonía con la Madre Tierra"

El presidente de Bolivia, Evo Morales, en la ONU
El presidente de Bolivia, Evo Morales, en la ONU - REUTERS / CARLO ALLEGRI

Pide a Naciones Unidas que empuje a Chile a negociar de "buena fe" la salida al mar para Bolivia

NUEVA YORK, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha pronunciado este martes un encendido discurso ante la 74ª Asamblea General de Naciones Unidas para reclamar "un nuevo orden mundial en armonía con la Madre Tierra", señalando como al capitalismo como la "raíz" de todos los problemas.

El líder indígena ha emplazado a sus homólogos internacionales a "debatir y buscar soluciones a las graves amenazas que sufren la Humanidad y la vida en el Planeta", enfatizando que "nuestra casa, la Madre Tierra, es nuestro único hogar y es irreemplazable".

"Cada vez sufre más incendios, más inundaciones, huracanes, terremotos, sequías y otras catástrofes. Cada año es más caliente que el anterior (...) Estamos advertidos de que, si seguimos en este curso de acción, para el año 2100 llegaremos a un incremento de tres grados centígrados", ha alertado.

Todo ello "implicaría cambios masivos y devastadores", que "condenarán a millones de personas a la pobreza, al hambre, a no contar con agua potable, a perder sus hogares, a desplazamientos forzados, a más crisis de refugiados y a nuevos conflictos armados", ha señalado.

También ha expresado su preocupación por "el deterioro del sistema multilateral, producto de las medidas de carácter unilateral impulsadas por algunos estados que han decidido desconocer los compromisos, la buena fe y las estructuras globales construidas para una convivencia sana".

Asimismo, ha denunciado las "asimetrías sociales, el control de los recursos por parte de "empresas trasnacionales" y el hecho de que "el mundo está siendo controlado por una oligarquía global". "Solo un puñado de multimillonarios define el destino político y económico de la Humanidad", ha lamentado.

Para Morales, la "raíz" de todos estos "problemas globales" es el capitalismo" --"Se pretende mercantilizar todo para acumular capital"-- y ha pedido una "acción mancomunada" para cumplir la obligación de "entregar a la siguiente generación un mundo más justo y más humano".

Si Bolivia "hoy tiene futuro" es gracias a que "tomó el control de su destino", entre otras cosas, nacionalizando sus recursos naturales y empresas estratégicas, ha destacado a modo de ejemplo.

Así, ha ratificado su compromiso "para consolidar un nuevo orden mundial de paz con justicia social y en armonía con la Madre Tierra para vivir bien, respetando la dignidad e identidad de los pueblos".

CAUSA MARÍTIMA

Morales no ha dejado pasar la oportunidad de defender una vez en este foro internacional el derecho de Bolivia al mar, "indispensable para a vida, la integración y el desarrollo de los pueblos".

El mandatario boliviana ha insistido en que el fallo emitido en 2018 por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que determina que Chile no tiene la obligación de negociar con Bolivia la salida al océano Pacífico que perdió durante una guerra decimonónica, "no ha terminado la controversia".

La Paz se aferra a la parte del fallo en el que la CIJ establece que "no debe entenderse como un impedimento a que las partes continúen su diálogo e intercambios, en un espíritu de buena vecindad, para atender los asuntos relativos a la situación de enclaustramiento de Bolivia".

"Por ello", ha considerado Morales, "Naciones Unidas debe vigilar y exigir el cumplimiento integral de las decisiones de la Corte para que ambos pueblos sigamos negociando de buena fe para cerrar las heridas abiertas".

CUBA Y ¿VENEZUELA?

Finalmente, el presidente de Bolivia ha hecho su tradicional alegato en contra del "bloqueo económico y financiero impuesto en contra de Cuba, que atenta contra todos los Derechos Humanos".

Igualmente, ha defendido que las "situaciones diversas y conflictivas" deben "ser abordadas de manera soberana y se deben encontrar soluciones a través del diálogo y la negociación a favor de los intereses del pueblo".

Aunque no se ha referido expresamente a Venezuela, estas palabras serían una alusión velada al pulso entre Nicolás Maduro y Juan Guaidó por ser reconocidos como presidente legítimo. El inquilino del Palacio de Miraflores ha iniciado un nuevo diálogo con partidos minoritario que el líder opositor ha rechazado urgiendo al 'chavismo' a aceptar el gobierno de transición propuesto en el proceso de Oslo y Barbados.