Bolivia.- Morales revela que días antes de la nacionalización intentaron robar el decreto para "filtrarlo" a petroleras

Actualizado 07/05/2006 12:46:41 CET

LA PAZ, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha revelado que cuatro días antes de que diera a conocer públicamente el pasado 1 de mayo su decisión de nacionalizar el gas y el petróleo boliviano, un grupo de "infiltrados" intentó robar el decreto supremo 28.701 para vendérselo a las petroleras extranjeras que operan en el país andino.

Tras confirmar el intento de robo, el presidente decidió reducir a seis el equipo de 15 personas que se encontraba analizando el decreto y fijó el 1 de mayo como fecha para hacer pública la nacionalización, según explicó ayer Morales durante la inauguración de un congreso en Cochabamba.

"Tal vez en cinco años les contaré el proceso del decreto supremo de nacionalización, cómo un pequeño grupo de personas hemos debatido, quiénes no querían que fuera así el decreto, quiénes se oponían, quiénes se infiltraron para vender los documentos del borrador del decreto de nacionalización a las transnacionales", indicó Morales.

Así, el presidente Morales reveló cómo decidió reducir a seis el equipo de personas que participaban originalmente en el análisis y la redacción del decreto supremo para guardar "celosamente" la noticia de la nacionalización, según informa la prensa local, recogida por Europa Press.

En los últimos días de abril Morales consultó a su gabinete si decretaba la nacionalización antes o después de la IV Cumbre Unión Europea - América Latina y el Caribe --el 12 y 13 de mayo en Viena--, y finalmente se decidió hacerlo antes de la cita internacional porque "ya estaba todo preparado" y había que evitar filtraciones.

Poco después el presidente fue informado del intento de robo del decreto y convocó de madrugada a cinco de las personas que formaban parte del equipo. "Nos reunimos, escuché una y otra propuesta y les dije que la nacionalización sería el 1 de mayo y que estaba prohibido avisar a alguien", recordó Morales.

Una vez acordada la histórica decisión, el presidente viajó a La Habana para suscribir con sus homólogos de Venezuela, Hugo Chávez, y de Cuba, Fidel Castro, el Tratado de Comercio entre los Pueblos. "Alguna mala lengua y alguna gente enemiga dijo que Evo fue a Cuba a decidir la nacionalización (...) qué mentira", criticó Morales.

Durante los dos días que permaneció en Cuba estuvo en "permanente comunicación" con el vicepresidente de la República, Alvaro García Linera, para conocer la reacción de su gabinete ante el decreto y si tenían alguna observación. "'Están muy contentos', me dijo Alvaro, y yo me quedé tranquilo, pero no sabían la fecha", subrayó.

Morales señaló que el domingo 30 de abril regresó a La Paz desde La Habana, aunque hizo una escala en el Chapare. En este trayecto en el avión presidencial Morales comentó a sus más allegados que al día siguiente haría pública la nacionalización y convocó por sorpresa a su gabinete en el Palacio Quemado para comunicarles su determinación.