Bolivia.- Morales toma juramento a los miembros del Alto Mando Militar y al Comandante de la Policía

Actualizado 24/01/2006 20:10:31 CET

El general Marco Antonio Justiniano protagonizó un altercado antes de su jura por considerar "injusto" el nombramiento de Vargas

LA PAZ, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, tomó juramento hoy a los miembros del Alto Mando y como comandante de la Policía al general Isaac Pimentel, según informó la agencia local Bolpress.

Morales nombró al general de división Wilfredo Vargas como comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, en sustitución del vicealmirante Marco Antonio Justiniano, quien protagonizó un altercado en la calle poco antes de su jura por considerar "injusta" la decisión del mandatario boliviano de "relegarle" a este puesto a causa, según dijo, del asunto de los misiles destruidos en EEUU.

Además, tomó juramento al general de brigada Carlos Antelo Lenz como nuevo jefe de Estado Mayor. Asimismo, juró el general Freddy Bersatti como comandante general del Ejército en reemplazo de Orlando Paniagua, que ejercía la jefatura interinamente tras el desplazamiento, hace dos semanas, de Marcelo Antezana.

Por su parte, como comandante general de la Fuerza Aérea juró el general Luis Trigo Antelo y como comandante de la Fuerza Naval al contra almirante José Alba.

En la ocasión, el presidente boliviano recordó haber hecho su servicio militar en el Regimiento 4 de Cabellería y destacó que haya pasado de soldado de reserva a capitán general de las Fuerzas Armadas.

Además, expresó su admiración por todos los miembros de las Fuerzas Armadas que nacionalizaron los recursos naturales e impulsaron transformaciones sociales en el país y pidió al actual mando que "coadyuve en el gran desafío de luchar contra el analfabetismo". A los nuevos jefes militares y policiales les dijo que tienen la enorme responsabilidad de impulsar cambios.

ALTECADO EN LA CALLE

Poco antes de la ceremonia, el general del Ejército Marco Antonio Justiniano manifestó, a gritos en la calle, su disconformidad con el nombramiento de Vargas como nuevo comandante de las Fuerzas Armadas ya que, a su juicio, no cumpliría con los requisitos para asumir el cargo.

El militar, primer alumno de su promoción, considera que fue relegado por Morales, aparentemente por haber intervenido en la irregular destrucción en Estados Unidos de un lote de misiles de fabricación china y propiedad boliviana.

Los proyectiles fueron transportados por militares estadounidenses y destruidos en ese país en octubre, supuestamente sin cumplir procedimientos de rigor y sin las consultas pertinentes a los altos jefes militares de entonces y al presidente Eduardo Rodríguez.