Publicado 04/11/2021 22:47CET

Bolivia.- La oposición boliviana advierte de que la huelga indefinida del 8 de noviembre puede ser su "último round"

Archivo - Concentración en apoyo de Jeanine Áñez.
Archivo - Concentración en apoyo de Jeanine Áñez. - Radoslaw Czajkowski/dpa - Archivo

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La oposición boliviana en Santa Cruz, región tradicionalmente antagonista de los gobiernos del Movimiento al Socialismo (MAS), ha advertido este jueves de que la huelga indefinida prevista para el 8 de noviembre puede ser su "último round" contra el Gobierno del presidente, Luis Arce.

"Bolivia entra en un paro indefinido el 8 de noviembre (...), todas las instituciones van a respaldar por completo, queremos libertad, queremos democracia y queremos que este Gobierno indolente nos escuche", ha manifestado Rómulo Calvo, uno de los líderes del Comité Cívico de Santa Cruz.

"Convocamos a ese pueblo cruceño valiente para que retome esa pita de libertad y de democracia. Este puede ser nuestro último round de los bolivianos", ha dicho.

Estas palabras de la oposición han alertado al Ejecutivo, que las considera un nuevo intento por lograr una "ruptura" constitucional. "Históricamente los paros indefinidos han estado planteados para terminar con un gobierno", ha apuntado el portavoz presidencial, Jorge Richter.

"Históricamente esto es lo que ha ocurrido y acá lo que ellos quieren es generar una nueva ruptura porque el Gobierno y el modelo económico que lleva adelante el presidente Arce no es del agrado de ellos", ha valorado Richter, informa el diario boliviano 'La Razón'.

Richter ha explicado que los comités cívicos y las agrupaciones políticas en Santa Cruz tratan de "entorpecer de forma permanente" las políticas económicas del país, escogiendo esta nueva fecha "emblemática" para "intentar nuevamente paralizar" Bolivia, después de que no tuvieran la acogida prevista en anteriores protestas.

La oposición en Santa Cruz ha elegido iniciar la huelga indefinida el 8 de noviembre para coincidir con el primer aniversario del gobierno autoproclamado por la ahora reclusa Jeanine Áñez, en la cárcel desde marzo a la espera de ser juzgada por diversos delitos, entre ellos los de terrorismo y sedición.

Contador